(Foto referencial: El Comercio)
(Foto referencial: El Comercio)
Redacción EC

Un total de 16 peruanos -entre ellos un trabajador del Instituto Nacional Penitenciario y cinco mujeres- que presuntamente integraban una red internacional de pedofilia fueron detenidos durante un megaoperativo que se realizó en forma simultánea en Lima, Cusco, Piura, La Libertad, Tacna, Amazonas y Cajamarca por personal de la División de Investigación de Alta Tecnología (Divindat). Agentes de la Interpol estaban tras los pasos de estos desde el año 2018.

Según informó el coronel Orlando Mendieta, jefe de la referida unidad especializada, en total eran 40 los peruanos que pertenecen al grupo de la aplicación de WhatsApp ‘Extreme Children Porn Perú’ y todas las semanas compartían fotos y videos.

Coronel Mendieta
Coronel Mendieta

“El grupo era conformado por más de 200 personas que a la semana intercambiaban imágenes de abuso sexual de menores de edad y también formaban parte de otros grupos por el mismo aplicativo. Para permanecer en el grupo tenían que compartir material propio”, dijo en conferencia de prensa.

Megaoperativo se realizó en siete departamentos del país. (Fuente PNP)
Megaoperativo se realizó en siete departamentos del país. (Fuente PNP)

El oficial precisó que este grupo de pedófilos fue detectado en octubre de 2018 por agentes de Interpol de Costa Rica y que era administrado por un usuario desde Guatemala. Estos obtuvieron los números de celulares procedentes de Perú y los enviaron al personal de la Divindat y así establecieron a quienes pertenecían estas líneas.

El Poder Judicial dictó orden de detención y descerraje para 16 de los 40 peruanos por lo que desde la tarde del jueves se puso en marcha el megaoperativo a nivel nacional y así capturaron a los implicados en el delito contra la libertad, ofensas al pudor público y pornografía infantil. En Lima se detuvo a 10 personas y otras 6 en los departamentos ya señalados líneas arriba.

Uno de los últimos detenidos es un trabajador del Inpe, a quien lo detuvieron a las 3:00 pm. de hoy cuando salía de laborar del penal Piedras Gordas.

Durante el allanamiento a las viviendas de los implicados, los detectives incautaron importante evidencia digital como fotos y videos de abuso sexual almacenados en varios dispositivos electrónicos.