Nuevo obispo de Chiclayo invoca combatir la corrupción
Nuevo obispo de Chiclayo invoca combatir la corrupción
Redacción EC

Para evitar que vuelva a ocurrir lo que hizo la red delictiva del  exalcalde de , Roberto Torres Gonzales, el nuevo obispo de la Diócesis de Chiclayo, Robert Prevost Martínez invocó a las autoridades a combatir la corrupción en las entidades regionales y municipales de .

El pedido, realizado al final de la ceremonia de ordenación episcopal, incomodó a algunas autoridades del Gobierno Regional de Lambayeque y de la Municipalidad de Chiclayo, especialmente a algunos ex funcionarios que aún estarían ligados a la red ‘Los Limpios de la Corrupción’, quienes durante ocho años se dedicaron a malversar los recursos de Estado y a formar una organización que cobraba coimas para entregar la buena pro de diversas obras.

Al mediodía de ayer, la feligresía lambayecana abarrotó las amplias instalaciones de la Iglesia Santa María Catedral de esta ciudad que sirvió de escenario para la ordenación episcopal del nuevo obispo de la Diócesis de Chiclayo, Robert Francisco Prevost Martínez, de la Orden de San Agustín.

Durante el mensaje, la nueva autoridad eclesiástica también invitó a los funcionarios que recién fueron elegidos para gobernar durante los próximos cuatro años a trabajar coordinadamente para lograr el bienestar de los habitantes de las zonas más necesitadas.

La presencia del nuncio apostólico en el Perú, James Patrick Green, el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Salvador Piñeiro, además de 22 obispos del país y del extranjero, generaron gran expectativa durante las dos horas que duró el acto litúrgico.

Las instalaciones de la Iglesia Santa María Catedral retumbaron con fuerte aplausos cuando monseñor Robert Francisco agradeció la labor de evangelización que realizó el hoy obispo emérito de Chiclayo, Jesús Moliné Labartha.

El nuevo obispo fue ungido con el Santo Crisma del Bálsamo de la Unción por el nuncio apostólico y recibió las insignias episcopales, el anillo papal, el libro del evangelio y la mitra como símbolo pastoral.

La imposición de manos y la plegaria de ordenación fue elegida por el mismo obispo de Chiclayo porque el 12 de diciembre se celebra el día de la Virgen de Guadalupe de la que el capellán de su Santidad es devoto.