Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

Los 20 encuentros entre Luis Nava y Jorge Barata

Según documentos oficiales, el ex secretario de Alan García en Palacio de Gobierno estuvo en 16 comitivas de viajes con el ex superintendente de Odebrecht en el Perú.

Alan García

Alan García, en su segundo gobierno, visita las obras del tren eléctrico. Lo acompañan Jorge Barata, Luis Nava y el ex ministro Enrique Cornejo, entre otros. (Foto: Rolly Reyna / GEC)

Por Karla Ramírez y Junior Miani 

El abogado Luis Nava Guibert, secretario general de la Presidencia de la República durante el segundo gobierno de Alan García, tuvo 20 encuentros con Jorge Barata, cuando este era superintendente de Odebrecht en el Perú.

Según las agendas presidenciales de García, Nava y Barata formaron parte de 16 comitivas de viajes presidenciales entre diciembre del 2007 y febrero del 2011. Además, de acuerdo con el registro de visitas de Palacio de Gobierno, Nava recibió a Barata en la Casa de Pizarro en tres ocasiones y no dos, como el abogado señaló.

Fiscalía pide que Luis Nava no salga del país
Investigan a Luis Nava y a su hijo por presunto lavado de activos

Asimismo, coincidieron en el encuentro empresarial de inversiones Expo Perú, realizado en Sao Paulo, Brasil, en el 2008.De acuerdo con la fiscalía, Nava y su hijo José Antonio Nava Mendiola “habrían participado en el sistema de recepción de dineros ilícitos para beneficio de [Alan] García, así como para otros funcionarios que tuvieron alguna participación relevante y decisión en el proyecto de la línea 1 del metro de Lima”, obra ejecutada en el segundo gobierno aprista.

Por este motivo, el fiscal José Domingo Pérez amplió la investigación preliminar y solicitó el impedimento de salida del país para Nava y su hijo por la presunta comisión del delito de lavado de activos.

Los viajes
La agenda de Alan García revela que Nava y Barata coincidieron en una comitiva de viaje presidencial en el 2007, dos en el 2008, cinco en el 2009, siete en el 2010 y una en el 2011.

El primer viaje fue al Cusco el 10 de diciembre del 2007. Partieron García, Luis Nava, la ahora ex ministra de Transportes Verónica Zavala, Barata y el empresario José Graña Miró Quesada, además del edecán del mandatario, un fotógrafo y un camarógrafo. Según la agenda, fue para inaugurar obras de la carretera Interoceánica Sur.

Barata y Graña viajaron como directivos de Conirsa, consorcio a cargo del proyecto, el mismo que contrató los servicios de Transportes Don Reyna (TDR), empresa que pertenece a José Antonio Nava Mendiola.

En total, TDR brindó servicios a Odebrecht –como empresa individual o en consorcio– en cinco obras públicas entre el 2007 y el 2015 por un valor de US$17’818.802.

Ese primer vuelo salió de Lima a las 7:30 a.m. La comitiva llegó al Cusco y, en helicóptero, se trasladó al distrito de Ccatcca, donde se dio la “Inauguración del Sector Urcos-Cctacca, 30 kms.”, de acuerdo con el documento al que El Comercio accedió.

El regreso a la capital fue al mediodía.El resto de los viajes que compartieron en el interior del país siguió un patrón similar: Nava y Barata fueron parte de las comitivas que supervisaban o inauguraban los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur, avances de la Interoceánica Norte, del proyecto Olmos, entre otros.

Destaca el viaje del 11 de febrero del 2009 a Lambayeque para supervisar el proyecto Olmos. En este, Nava y Barata compartieron comitiva entre las 7:40 a.m. y 2:50 p.m. Ocho días después, García llamó a un Consejo de Ministros para aprobar el Decreto de Urgencia 032, el cual le permitió al Ministerio de Transportes y Comunicaciones licitar la línea 1 del metro de Lima.

En diciembre de ese año, el consorcio de Odebrecht y Graña y Montero ganó el proyecto. El equipo especial del Caso Lava Jato investiga a García por ese decreto. La fiscalía amplió la investigación preliminar a Nava por el mismo caso.

Barata y Nava además compartieron un viaje a Brasil el 16 de junio del 2010 para el encuentro presidencial en Manaos entre García y el entonces presidente de Brasil, José Inácio Lula da Silva. En la comitiva hubo 21 personas.

Reuniones en Palacio
Estos no fueron los únicos encuentros entre Luis Nava y Jorge Barata. Según el registro de visitas de Palacio de Gobierno, durante el segundo mandato de García, Nava recibió al ex representante de Odebrecht en otras tres oportunidades.

La primera fue el 13 de setiembre del 2006 a las 11 a.m. para una reunión que concluyó seis horas después. La segunda fue el 21 de noviembre del 2007. Nava estuvo con Barata durante poco más de hora y media, entre las 3 y las 4:46 p.m., con motivo de una “reunión”.
La tercera visita fue el 7 de febrero del 2008. De acuerdo con el documento oficial, Nava recibió a las 9:30 a.m. a Barata y el encuentro concluyó casi dos horas más tarde.

En una entrevista con “Cuarto poder”, en julio del 2018, Nava solo recordó dos encuentros con Barata: “Yo recibí a Barata dos veces [...], una en setiembre del 2006 y otra en noviembre del 2007. Ambas reuniones fueron solicitadas por el señor Barata, […] el presidente dijo ‘bueno, ponlo en agenda para ir a inaugurar parte de las obras’”.

En comunicación con este Diario, Nava indicó que él no se reunió con Barata el 7 de febrero del 2008. “La visita del 2008 no fue conmigo. Fue con el presidente [Alan García] y los empresarios del Gran Teatro Nacional, mire usted la agenda presidencial”, dijo.

Efectivamente, la agenda presidencial de esa fecha indica que Barata estaba invitado junto con otros empresarios a la Sala Grau. Sin embargo, el registro de visitas de Palacio muestra que el ex representante de Odebrecht llegó media hora antes que los otros invitados, a las 9:30 a.m., y que quien autorizó su ingreso y se reunió con él fue Luis Nava Guibert.

El motivo de su ingreso aparece como “visita”. Los otros invitados ingresaron, según el registro, a las 10 a.m. Esto fue autorizado por Alan García. Además, el mandatario figura como la persona que recibió la visita y en el motivo de la presencia de los empresarios figura la frase “agenda Sala Grau”.

Según Nava, estas diferencias se debieron a un error del portero. “[Barata] puede haber dicho en la puerta de ingreso ‘tengo una reunión con el presidente’ y de la portería me hayan preguntado y yo ordenado el ingreso”, respondió.

El último encuentro entre Nava y Barata fue el 17 de setiembre del 2008, cuando el abogado acompañó al ex superintendente de Odebrecht al encuentro empresarial de inversiones Expo Perú en Sao Paulo. En aquella ocasión, García también se reunió con Lula da Silva y empresarios. Barata llegó a esa reunión en una comitiva de avanzada.

Descargos de Nava
Nava señaló a El Comercio que el motivo de su presencia en los viajes se debe a que su función, “de acuerdo a la ley del Poder Ejecutivo art. 9, es apoyar al presidente”.

En un comunicado aseguró que ni él ni sus hijos recibieron dinero de origen ilícito. “[No] somos testaferros ni agentes de nadie. […] Denunciamos la irresponsabilidad de la fiscalía en atribuirnos a mí y a mi familia hechos que no tienen ningún sustento en la realidad”, afirmó.

En comunicación con El Comercio, Cynthia Yanelli, abogada de Nava, indicó que este “explicó ampliamente en la declaración que dio en el Congreso”.

El 7 de diciembre del 2017, Nava declaró ante la Comisión Lava Jato que “los viajes eran para inaugurar parte de la IIRSA en el sur del país”. Agregó: “Jorge Barata nunca me ha hablado del tren ni de la carretera ni del metro”.

Jorge Massa, abogado de José Antonio Graña, indicó a este Diario que la presencia del ex gerente de Graña y Montero fue protocolar. “A él le avisan que va ir el presidente a la obra y él, como representante de la empresa, tiene que estar presente”, señaló.

Tags Relacionados:

Alan García

Luis Nava

Odebrecht

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada