Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

César Villanueva: “No hay que pasar la vida diciendo ‘tu proyecto no vale’”

Jefe del Gabinete Ministerial rechaza que se hable de derrota política del mandatario ahora que el Ministerio Público se autodeclaró en emergencia

César Villanueva

César Villanueva señala que en adelante habrá una estrecha coordinación con la bancada de Peruanos por el Kambio. (Foto: Alonso Chero/GEC)

César Villanueva nos recibe horas después de hacer un recorrido por Junín y Pasco junto con tres ministros para conocer de cerca las necesidades de la población. Tras una baja de la marea por la crisis en el Ministerio Público, que motivó que el Ejecutivo presentara un proyecto de ley para declararlo en emergencia, el primer ministro señala que el gobierno espera que la propia fiscalía sea la que recupere ahora su “consistencia institucional”.

— ¿El proyecto del Ejecutivo que declaraba en emergencia el Ministerio Público ya estaba listo el pasado 31 de diciembre o recién se elaboró tras la coyuntura en el Consejo de Ministros del 1 de enero?
Teníamos un trabajo previo de borrador y teníamos que hacer una revisión mayor. Pero la coyuntura fue a tal velocidad que tuvimos que tomar decisiones rápidas. Se culminó ese proyecto para declarar en emergencia el Ministerio Público siguiendo el procedimiento usual de enviar al Congreso, que es el que debate el proyecto. No es como dicen, que nosotros tenemos una intervención directa en el Ministerio Público. Eso ha tenido como virtud poner en debate el tema y el tiempo nos ha dado la razón.

—¿En retrospectiva cree que debió afinarse mejor para evitar que sea cuestionado por tener visos de inconstitucionalidad?
Sin duda. Cuando uno hace las cosas, todas son críticas. Nosotros lo que buscamos más bien son soluciones. Obviamente, tú no tienes una varita mágica para decir esto es la perfección. Lo que dijimos fue que había la necesidad de reforzar el Ministerio Público. Esa necesidad exigía que el propio ministerio tome la iniciativa. Pero desafortunadamente eso no sucedió, la propia Junta de Fiscales Supremos hizo el esfuerzo pero no pudo convencer al doctor Chávarry.

— ¿Convencerlo para que renuncie?
Para entrar a un proceso de reorganización que implicaba lógicamente la renuncia. No significaba que lo estuviésemos juzgando, lo que había era una sospecha y mientras uno tiene una sospecha lo más sano para ti mismo y para la institución que representas es transparentar.

— Chávarry sigue siendo fiscal supremo y se ha conocido que él estuvo presente en su oficina el día que se sustrajeron documentos de un ambiente lacrado. ¿Como Ejecutivo qué espera que ocurra con él?
Hay una investigación por parte de un fiscal. Nosotros no vamos a interferir en absoluto en eso, ni siquiera con nuestra opinión. La autonomía se respeta cuando hay consistencia institucional y nosotros queremos que el Ministerio Público tenga consistencia institucional a partir de él mismo. Lo que tenemos que hacer todos es respetar la investigación del mismo Ministerio Público, y luego también en el momento en que el Congreso tome por fin la decisión de debatir las acusaciones constitucionales contra Chávarry.

— Hay un predictamen en el Congreso para archivar el proyecto por considerarlo inconstitucional.
Nosotros hemos cumplido con ponerle al Congreso el documento que ellos no pusieron. Si a este le falta A, B o C, es su tarea,allí no nos podemos meter. Si tú dices: “Este proyecto no sirve y lo mandamos al archivo”, es una decisión del Congreso. Nosotros hemos cumplido como Ejecutivo con ejecutar soluciones que están en camino. Y nos sentimos felices de que la nueva fiscal haya determinado declarar en emergencia el Ministerio Público.

—Esta marcha atrás del Ejecutivo con el proyecto, sin el ímpetu de un inicio, o el hecho de que el presidente diga que ya no hará cuestión de confianza, han sido vistos por algunos sectores como una derrota política.
Derrota política sería para todo el Perú, y no para el presidente Vizcarra, el hecho de que nadie haya actuado en un momento crítico para el país. En este país hay que tomar decisiones, hay que ejecutar, no [estar] pasando la vida diciendo: “Tu proyecto no vale”. Lo mismo dijeron de las cuatro reformas constitucionales que presentamos al Congreso. Acuérdate que dijeron que eran “un mamarracho”. Ese mamarracho está cambiando la historia del país a través de un referéndum.

—¿Por qué no participó en la última reunión que el presidente tuvo con la bancada de Peruanos por el Kambio?
Porque fue un pedido para reunirse con el presidente y hay que respetar eso. No es que yo no haya querido ir. El presidente los invitó a conversar y se ha llegado a los puntos naturales de establecer mecanismos de coordinación, y lo vamos a hacer.

—¿Sigue pensando que el gobierno no tiene bancada? Y si es así, qué debe pasar para cambiar de opinión.
No, yo creo que sí tiene bancada, pero en su momento hubo algunas contradicciones, probablemente por falta de información. Por ejemplo, en el tema del financiamiento [de partidos políticos] ellos plantearon una cosa diferente, pero esos son hechos que han pasado, el camino por delante es de una estrecha coordinación entre el Ejecutivo y el Legislativo en pleno, con la bancada de PpK y con todas las bancadas presentes en el Congreso.

—¿Le incomodó que legisladores oficialistas dijeran públicamente que usted debe dejar el cargo?
Para serte sincero, nunca me incomodó. En el pasado también fui presidente del Consejo de Ministros y decidí renunciar cuando me sentí incómodo, pero hoy día no me siento incómodo, me siento bien con el presidente Vizcarra, y es él quien puede determinar si me voy mañana y se acabó. No es un tema que hemos discutido con el presidente.

— ¿En algún momento de esta gestión usted ha pensado que ya cumplió su ciclo como primer ministro?
No, porque me falta mucho por hacer. Y en ese hacer puedes arrancar con este equipo haciendo bien [las cosas], puedes cambiar de piezas ministeriales cuando es necesario. Si un ministro sale, o yo salgo, igual seguiré apoyando al presidente porque estamos convencidos de que lo que estamos haciendo con el presidente es bueno para el país.

— Así como van las cosas con Fuerza Popular, que en los últimos días estuvo promoviendo una censura contra el presidente del Congreso, ¿cree que se aprobarán con celeridad los proyectos que siguen pendientes, como la ley orgánica de la Junta Nacional de Justicia?
Yo estoy seguro de que, con lo que resta del período de este Congreso, se van a encaminar las leyes más importantes que necesita el país. Salaverry está actuando bien, ahora hay bancadas que han racionalizado más el poder, el debate, eso va a ser una cosa interesante. Soy superoptimista con todos, empezando con nuestra bancada.

— Con la salida del ministro de Trabajo quedó en el tintero el tema de la reforma laboral que busca el Ejecutivo. ¿Se alista algún proyecto?
Hemos aprobado las políticas generales de largo plazo, que tienen que concretarse con un plan que hemos empezado a trabajar. Hoy [ayer] nos reunimos con la ministra de Trabajo y dirigentes de la CTP, CUT y CATP para hacer las consultas sobre la parte laboral de esta política de competitividad, que tiene que ver con probables reformas laborales. Conversaremos con los trabajadores, empresarios y todas las fuerzas para tener un plan que genere más empleo e inversión.

—¿Cuándo estará listo el plan?
En 180 días, que se pueden reducir. Hoy he leído que se van a movilizar los trabajadores para defender los derechos adquiridos. Nosotros no estamos poniendo en riesgo ningún derecho. Más bien lo que queremos es que esos derechos los puedan tener quienes no los tienen, que es el 70% de los trabajadores informales. Voy a proponer que un representante de los sindicatos forme parte del Consejo Nacional de Competitividad, a fin de tener un plan en el que todos asumamos que es bueno ser competitivos.

Tags Relacionados:

César Villanueva

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada