Redacción EC

fue apodado la Pantera Negra por sus capacidades atléticas y goles contundentes que lo convirtieron en uno de los mejores anotadores del mundo durante su época de oro en la década de 1960 con el Benfica y la .

Quizá su logro más importante fue su aporte para que Portugal logre el tercer lugar en el Mundial de 1966, aunque por su agilidad y velocidad fue uno de los delanteros más peligrosos en la mayor parte de su carrera, que duró dos décadas.

Obtuvo el en 1965 como el jugador del año en Europa y se llevó en dos ocasiones el Botín de Oro —en 1968 y 1973— como el máximo goleador en el continente. De acuerdo con la FIFA, Eusebio anotó 679 goles en 678 partidos oficiales.

No te pierdas

No te pierdas