(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

El Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles () tiene una deuda acumulada -al 4 de junio último- de S/822,2 millones con los productores e importadores de hidrocarburos que operan en el país, informó el gerente general de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (), .

El FEPC es un fondo intangible destinado a evitar que la alta volatilidad de los precios del y sus derivados, se traslade a los consumidores. Cuando el precio del mercado sube, la FEPC provee de fondos a las empresas para evitar el alza en los productos derivados del petróleo. En caso contrario, las empresas generaban aportaciones al fondo.

Ante la volatilidad que muestra el mercado internacional de los derivados del petróleo, De la Flor señala que la deuda seguirá incrementándose en las próximas semanas, pues los precios de paridad de importación (PPI) de todos los productos incluidos en el FEPC están por encima del Límite Superior de la Banda de Precios.

El que se esté incrementando los montos adeudados durante este mes viene provocando problemas de flujo de caja a las empresas productoras e importadoras.

“Es necesario que se establezca medidas explícitas, como establecer un cronograma de pagos, para acabar con la incertidumbre que hoy afrontan los productores e importadores de combustibles sobre la amortización de los montos adeudados”, afirmó Pablo de la Flor, tras comentar que el gobierno debe realizar las evaluaciones y modificaciones pertinentes sobre la operatividad del FEPC, en el marco de la delegación de facultades que el Congreso le acaba de otorgar.

Los productos sujetos al FEPC son el GLP envasado en cilindros de 10 kilogramos, el diésel de alto y bajo azufre de uso vehicular y el diésel de alto y bajo azufre y el petróleo industrial N° 6 para la generación eléctrica en sistemas aislados.