César Vallejo, el poeta universal, al lado de su esposa Georgette.
César Vallejo, el poeta universal, al lado de su esposa Georgette.
Jorge Valenzuela Garcés

Escritor. Docente de la UNMSM

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cada vez es más evidente que lo que caracteriza la poesía de Vallejo, en todas sus etapas, es su carácter transicional, su permanente paso de una poética a otra. Sus poemas nos permiten constatar, además, la relación problemática que establecen con el lenguaje y, por ende, con la realidad; la violenta dialéctica que anima nuestro mundo confuso y contradictorio; y la permanente exploración en los límites de la expresión de nuestros pensamientos. Cada poemario, por ello, es un concentrado de experiencia que nos vincula con las posibilidades de la libertad poética y con el hecho de percibir nuevas sensaciones.

Cada vez que entramos en el universo poético de Vallejo, vivimos esa apertura e inestabilidad del signo lingüístico que afectan cada uno de sus poemas. Esa apertura nos impregna e influye, y, por ello, cuestiona nuestra forma de ser y de insertarnos en el mundo. En realidad, no somos los mismos después de la lectura de cualquiera de sus poemarios —algo que, muchas veces, nos resulta difícil de comprender—. Procedimientos de sustracción del significado, de alteración de las normas ortográficas, de fusión y combinación de palabras, de unión de ideas y sonidos son algunos de los recursos, reconocidos por los especialistas, con los que todo lector y crítico vallejiano tienen que enfrentarse para poder comprender cabalmente sus poemas.

Como refiere el propio González Vigil, esta edición ha bebido de los aportes realizados en los últimos años por críticos como Juan Fló y Stephan Hart. Asimismo, es importante resaltar el hecho de que se han tomado en consideración las correcciones a las ediciones príncipe realizadas por Ricardo Silva-Santisteban y Ortiz Canseco.

Nuevos aportes

Por lo dicho, emprender la tarea de elaborar una edición crítica de la poesía de Vallejo resulta un gran desafío que, para ser enfrentado con éxito, supone tener un conocimiento total de la obra vallejiana, una sensibilidad abierta a la experimentación, muchas lecturas, dedicación, y un gran amor por la poesía. De este desafío ha salido airoso el poeta Ricardo González Vigil con su valiosa edición crítica: César Vallejo. Todos los poemas.

Esta edición puede considerarse la más ambiciosa y completa de las existentes hasta hoy en el mundo hispano. Publicada por la Editorial Universitaria de la Universidad Ricardo Palma, en dos volúmenes de más de seiscientas páginas cada uno, aporta —con respecto a las ediciones anteriores— un aparato de variantes más completo y, para cada poema, una reflexión sobre el manejo de los elementos que conforman su unidad y coherencia. Trae, además, nuevas exploraciones sobre las fuentes literarias usadas por el poeta, acotaciones sobre el complejo léxico vallejiano, y, algo importante: el horizonte de correspondencias tanto inter como extratextuales, que permiten nuevas hipótesis de lectura.

Las contribuciones de esta nueva edición se presentan en distintos niveles. Veamos los principales. Primero, estamos frente un arduo trabajo con los manuscritos o mecanoescritos a partir de los cuales se han registrado variantes no consideradas en ediciones anteriores. Segundo, la fijación del texto —que supone el reconocimiento y respeto de la ortografía de la edición príncipe y la corrección cautelosa de posibles errores— es, hasta ahora, la más confiable. Tercero, la restitución de títulos a varios poemas que los habían perdido por diferentes razones nos devuelve las intenciones originales del autor. Cuarto, se propone un nuevo ordenamiento de Poemas humanos, logrado gracias al estudio de los manuscritos originales, al empleo de referencias bibliográficas e históricas, y a una atenta observación de la evolución estilística del autor. Finalmente, estamos frente al abordaje crítico de la cronología y la base biográfica de la composición de los poemas con el objetivo de brindar información filológica. Saludamos esta brillante edición crítica, que confirma a González Vigil como uno de los más importantes vallejistas no solo del Perú, sino del mundo hispano.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARLE

VIDEO RELACIONADO

Cómic | "El infinito crepúsculo de la poesía": una historieta para recordar al poeta Martín Adán
Cómic | "El infinito crepúsculo de la poesía": una historieta para recordar al poeta Martín Adán. Guion: Aarón Ormeño Hurtado/ Dibujos: Víctor Aguilar Rúa

TAGS RELACIONADOS