Cipriani condenó abusos sexuales de sacerdotes contra menores
Cipriani condenó abusos sexuales de sacerdotes contra menores

El cardenal condenó los casos de abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes de la Iglesia Católica y por miembros vinculados a esta. Durante la misa previa al inicio del cuarto recorrido del Señor de los Milagros, el prelado señaló que bajo ningún motivo la Iglesia va a permitir que se ofenda a Dios con estos delitos.

“El que haga daño a un niño que le cuelguen una piedra de molino y lo lancen al mar”, indicó Juan Luis Cipriani. “La mentira es el peor ataque contra Dios, por eso siento el deber de expresar una condena total cuando vemos que un miembro de la iglesia está involucrado en abusos sexuales contra gente menor”.

El cardenal indicó que “jamás y bajo ningún motivo la iglesia va a permitir que se ofenda a Dios por personas que deben dar ejemplo de Dios”, señaló la máxima autoridad eclesiástica de Lima.  Durante su homilía también criticó el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto.

CASOS
El discurso de Cipriani hace referencia a los últimos casos de abusos físicos y sexuales por parte de miembros de la Iglesia Católica e instituciones vinculadas a esta como la sociedad de vida apostólica Sodalicio de Vida Cristiana.

Ayer el sacerdote Waldir Pérez Salinas fue condenado a 35 años de prisión por ser autor del delito de  en agravio de un menor de edad. La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia confirmó, en última y definitiva instancia, que el cura aprovechó su condición de sacerdote y capellán del colegio privado San Alfonso de la Congregación de los Padres Redentoristas, en el distrito de Ate.

La agresión sexual se produjo en reiteradas oportunidades en las instalaciones del colegio, entre julio de 2010 –cuando el menor tenía 10 años de edad– y abril de 2012.

SODALICIO
Días antes, el periodista Pedro Salinas en su libro “Mitad monjes, mitad soldados”  mostró el testimonio de 30 ex integrantes de la 
 peruana, Sodalicio de Vida Cristiana (SVC), movimiento fundado hace más de cuatro décadas por Luis Fernando Figari Rodrigo.

Los testimonios reunidos por Salinas se refieren a abusos físicos, psicológicos e incluso sexuales cometidos por Figari y otras cabezas del movimiento. Según Salinas, al menos tres ex sodálites han denunciado estos abusos hace cuatro años ante el Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de Lima, pero todavía no han obtenido respuesta. 

Esta no es la primera vez que se denuncian abusos dentro del movimiento Sodalicio. En el 2008, se inició un proceso de beatificación a Germán Doig Klinge (1957-2001), quien fue vicario general del SVC y segundo al mando después de Figari, proceso que fue luego cancelado. 

Tras ello, el movimiento Sodalicio de Vida Cristiana (SVC) emitió dos comunicados en respuesta a las denuncias. En uno de los documentos, firmado por Superior General Alessandro Moroni Llabrés, reiteraron su condena ante los hechos  y admiten  que el libro presenta testimonios “verosímiles”. Asimismo, señala que si bien Figari ha negado las denuncias, no cumple su “obligación moral” de brindar declaraciones públicas.

“Luis Fernando Figari dice ser inocente de toda acusación, pero hasta la fecha no ha querido rendir declaraciones públicas como sería su obligación moral”, manifiestan.

Por su parte, el Tribunal Eclesiástico Interdiocesano de Lima precisó que no es su competencia resolver denuncias contra miembros de instituciones de derecho canónico, como el SVC, pues estas responden a tribunales del Vaticano.

Mientras más testimonios de ex sodalites aparecían, la Iglesia Católica informó que investiga desde abril de este año las graves denuncias por violación dirigidas contra el fundador del Sodalicio Vida CristianaLuis Fernando Figari Rodrigo. Para esto, nombró como visitador al prelado de Chota, monseñor Fortunato Pablo Urcey.