Jefe de Dircote dijo que mausoleo no es apología al terrorismo
Jefe de Dircote dijo que mausoleo no es apología al terrorismo

El general José Baella, jefe de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dircote), ha precisado que el mausoleo ubicado en  donde se encuentran los restos de ocho personas ejecutadas en el penal El Frontón, en 1986, no configura el delito de apología del terrorismo. 

Tampoco se enmarca en ese ilícito el hecho de que los cuerpos hayan sido paseados por las calles de Comas por sus familiares, quienes exigían: “amnistía general”, “solución política”, “reconciliación nacional” y calificaban la ejecución de los 139 presos, todos acusados por terrorismo, como un “genocidio del Estado”. 

“Nosotros hacemos trabajo de inteligencia constante. Todos están vigilados, pero esto no es apología”, enfatizó Baella a El Comercio. 

Ante esta declaración, la congresista Lourdes Alcorta dijo ayer –en la Comisión de Defensa del Congreso– que el general “debe llevar un curso de apología”. 

Además, calificó a los abatidos en El Frontón de “terroristas criminales”, y cuestionó que la fiscal Luz Ibáñez los catalogue como “víctimas” y haya pedido que a sus familiares se les exonerara de pagos de nichos y entierros. 

La fiscal ha recalcado que jamás pidió a la Municipalidad de Comas que permitiera a estas personas –agrupadas en la Asociación de Familiares de Presos Políticos, Desaparecidos y Víctimas de Genocidio– edificar un mausoleo en el cementerio. 

“Sobre el caso El Frontón, la Corte Interamericana de Derechos Humanos sentenció al Perú a que busque y entregue estos cuerpos, otorgándoles incluso sus nichos. Es una orden que no hace distinción de si fueron terroristas o no”, puntualizó. 

Ibáñez afirmó que los familiares se acercaron a la fiscalía diciendo que no tenían recursos y por cuestiones humanitarias se tramitó el pedido. “El mausoleo fue construido antes. La fiscalía jamás ordenó nada. Yo pedí la cadena perpetua para Abimael Guzmán”, acotó. 

–Apología del terrorismo–
El abogado Carlos Caro explicó que el delito de apología del terrorismo merece una condena de 6 a 12 años, y para que se constituya debe haber “alabanzas a una persona condenada por terrorismo y al atentado que cometió”, por ejemplo, ensalzar Tarata. 
“Según la información de los medios, ni la marcha ni el mausoleo son apología”, precisó el penalista. 

El congresista Octavio Salazar adelantó que presentará un proyecto de ley para ampliar el delito de apología del terrorismo con diferentes agravantes. “No es posible que la norma castre la intervención policial”, remarcó. 

Frente a este debate, Caro recomendó que las autoridades prohíban las manifestaciones proselitistas de familiares de terroristas con el argumento de que “atentan contra la tranquilidad”. 
 
–Abajo el mausoleo–
En el Congreso, el alcalde de Comas, Miguel Saldaña, sostuvo que solicitará al Ministerio Público que se exhumen los ocho cadáveres para luego proceder a la demolición del recinto. El congresista Edwin Donayre indicó que los cuerpos deben ser enterrados separados. 

Baella y los generales de inteligencia Miguel Saldaña y Max Iglesias mantuvieron una sesión reservada en la Comisión de Defensa. 

En una entrevista al programa “Cuarto poder”, el presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo sobre el tema: “Creo que desenterrar viejas pugnas no es bueno. Es mejor perdonar y olvidar”. 

TAGS RELACIONADOS