El cineasta Eduardo Schuldt anunció la primera película apta para toda la familia basada en una de las culturas más representativas de nuestro país. "Gigantes de Nazca" es su más ambiciosa propuesta la cual llegará a nuestras salas de cine el 01 de enero del 2020.

Schuldt ha dirigido hasta el momento siete películas dentro de las que destacan "Piratas en el Callao", "Condorito", "El Delfín y El Cascanueces". Sus películas han alcanzado altas cifras de taquilla y varias de ellas han sido ampliamente vistas en el extranjero, no cabe duda de que esta cinta tendrá un gran éxito.

En "Gigantes de Nazca", Sebastián es un vivaz chico de 8 años que llega a Ica junto a su madre, una reconocida arqueóloga que ha sido encargada con la investigación de unas nuevas líneas descubiertas en el desierto de Nazca. Allí conoce a Sophia, una muchacha de 14 años y a su padre Miguel, dueño de una empresa que ofrece viajes en avioneta sobre las líneas. Debido a que sus padres empiezan a trabajar juntos con motivos de la investigación, ambos chicos empiezan a pasar mucho tiempo juntos.

"Gigantes de Nazca" llegará a los cines peruanos en enero del 2020. (Fotos: Difusión)
"Gigantes de Nazca" llegará a los cines peruanos en enero del 2020. (Fotos: Difusión)

Un día en que una tormenta particularmente fuerte se desata, Sebastián se escabulle dentro de una avioneta y sin percatarse echa a andar la aeronave y Sophia tiene que subir a toda prisa para intentar detenerla. Para su mala suerte es demasiado tarde, y al tener que alzar vuelo para no estrellarse, la avioneta pierde el control y se adentra en la tormenta atravesando un misterioso portal.

Cuando emergen, se encuentran en medio de un paraje que no pueden reconocer. Con la avioneta perdida en su aterrizaje forzoso, el par debe ingeniárselas para sobrevivir y poder regresar a su mundo.

El viaje será difícil y plagado de peligros, Sophia y Sebastián no solo deberán hacerle frente a las adversidades de esa tierra en una carrera contra el reloj, sino que también tendrán que aprender a colaborar entre ellos mientras afrontan sus propios miedos.