"Cuando llegue (la autógrafa sobre el retiro de fondos de la ONP) indudablemente vamos a observarla por las graves consecuencias, no solo en lo económico, sino también social", afirmó primer ministro Walter Martos (Foto: PCM)
"Cuando llegue (la autógrafa sobre el retiro de fondos de la ONP) indudablemente vamos a observarla por las graves consecuencias, no solo en lo económico, sino también social", afirmó primer ministro Walter Martos (Foto: PCM)
Redacción EC

El jefe del Gabinete Ministerial, , afirmó este jueves que “indudablemente” el Gobierno observará la norma, aprobada por el Congreso y que permite el retiro de los fondos de la ONP hasta por una UIT (S/4.300). Justificó esta medida argumentando que la ley es inconstitucional y generará “un tremendo desequilibrio” en la caja fiscal del Estado.

“Todavía no ha llegado [la autógrafa al Ejecutivo], cuando llegue indudablemente que nosotros la vamos a observar por las graves consecuencias económicas y sociales, es una norma anticonstitucional, porque está yendo contra la intangibilidad de los fondos de pensiones”, declaró a la prensa en Lurín.

Walter Martos dijo que el retiro de fondos de ONP costaría más que todo lo invertido contra el nuevo

Martos explicó que la referida ley genera “daños” en diferentes ámbitos. Puso, como ejemplo, que a las personas que se les devuelvan sus aportes quedarán fuera del Sistema Nacional de Pensiones (SNP) y en un futuro “no van a recibir ninguna pensión”.

“Y segundo no van a tener acceso a la atención de salud, los que están en el Sistema Nacional de Pensiones se pueden atender en EsSalud, estas personas van a tener serios problemas en el futuro y serán un problema social para el nuevo gobierno”, subrayó.

El primer ministro, además, dijo que la devolución de los aportes de la ONP, como lo ha aprobado el Congreso, irroga un gasto al Estado de más de S/15.000 millones.

“El gobierno ha dado un bono de S/760 a 8.6 millones de familias y ha costado S/6.500 millones. Los S/15.000 millones es el costo de todos los bonos que ha dado el gobierno más toda la lucha que hemos hecho contra la pandemia: hospitales, medicinas, [medidas de] prevención y contención”, agregó.

En ese sentido, Martos indicó que desembolsar esa cantidad “significa un tremendo desequilibrio en el equilibrio fiscal”, y adelantó que ello tendrá como consecuencia que se “incremente la deuda pública” y también “el riesgo país”.

“Estos son recursos que se estaban destinando para la atención de la pandemia durante el tiempo que queda, eso quiere decir que habrá menos recursos, de dónde se va a sacar”, expresó.

Las deudas con los bancos

Martos, de otro lado, informó que el gobierno está conversando con los representantes de la banca “para ver la mejor manera de aplazar” los pagos de los préstamos pendientes o de fraccionarlos. Esto al ser consultado sobre un sector de ciudadanos que ha perdido su empleo durante la pandemia y no tiene como cumplir con sus deudas.

Aunque precisó que los bancos también deben pagar intereses a aquello que tienen ahorros. “Debe haber un equilibrio financiero, los bancos no pueden quebrar porque entraríamos en recesión, este es una manejo que está teniendo el Ministerio de Economía y Finanzas con el sistema de la banca”, complementó.

El Congreso tiene pendiente un proyecto de ley que suspende el cobro de créditos.

El primer ministro, al ser consultado sobre la carta que un grupo de congresista de Alianza para el Progreso (APP), envió a los organismos electorales consultando si los parlamentarios elegidos en el 2016 y 2019 pueden postular a la reelección en el 2021, dijo que esa respuesta la debe dar el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

“Ellos son los que establecen las normas para que este proceso se realice en forma adecuada y transparente, esperemos las decisiones que ellos tomen”, acotó.

TE PUEDE INTERESAR