En esta foto del 29 de abril del 2021, el cohete chino Long March 5B, que transportaba el módulo central de la estación espacial Tianhe de China, despega del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang, en la provincia de Hainan. (Foto: AFP).
En esta foto del 29 de abril del 2021, el cohete chino Long March 5B, que transportaba el módulo central de la estación espacial Tianhe de China, despega del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang, en la provincia de Hainan. (Foto: AFP).
Yerson Collave García

Periodista de Ciencia y Salud

yersoncollave@gmail.com

Un lanzamiento espacial se convirtió en el nuevo flanco de enfrentamiento entre EE.UU. y China. El país asiático puso en órbita el 29 de abril el primer módulo de su propia estación espacial con el cohete portador Long March 5B, el más potente de dicho país.

MIRA: La sonda Osiris-Rex inicia un viaje de 2.300 millones de km hacia la Tierra con muestras del asteroide Bennu

Pero el reingreso este último fin de semana del cohete a la Tierra significó críticas contra China, por presuntamente haber permitido que el cohete quedara fuera de control. Diversos expertos reiteraban que lo más probable era que caiga en el mar, mientras que las agencias de EE.UU. y China monitoreaban su entrada.

“Creo que esto habla del hecho de que, para aquellos que operamos en el dominio espacial, hay requisitos (de seguridad), o debería haber un requisito para operar de forma segura y reflexiva”, dijo entonces el secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin.

MIRA: Astrónomos peruanos descubren 129 estrellas similares al Sol

Por su parte, Beijing aseguró que los riesgos para la población eran mínimos, pues los restos -si no se habían desintegrado antes- muy probablemente caerían al mar. “La probabilidad de causar daños es extremadamente baja (…) La mayoría de los componentes se destruirán [en la atmósfera]”, dijo Wang Wenbin, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

Como estaba previsto, un gran segmento del cohete chino se desintegró sobre el océano Índico, según China. El Comando Espacial de EE.UU. confirmó la información, pero indicó que no estaba claro si “los restos han caído en tierra o en agua”.

MIRA: Este es el sonido que genera el helicóptero Ingenuity mientras vuela en Marte | VIDEO
Restos del cohete chino caen en el Océano Índico. (AFP).
Restos del cohete chino caen en el Océano Índico. (AFP).

El Comercio conversó con el astrónomo peruano Jhon Yana, del Departamento de Astrononomía de la Universidad de Sao Paulo de Brasil, respecto al peligro real que implicó el reingreso de este cohete chino a la Tierra.

“La probabilidad de impacto [de un cohete como este o parte de él] en un área habitada es muy insignificante”, asegura el investigador.

- En los últimos días se habló mucho del reingreso de partes del cohete Long March y se sugirió incluso que podría ser peligroso para las personas en la Tierra. ¿Es una afirmación basada en antecedentes o ha sido una exageración?

Sabemos que este [el cohete Long March] es un poderoso ómnibus espacial. La trayectoria de este cohete estuvo fuera de control como muchos objetos a la hora de reingresar a la Tierra. En realidad, es normal que los cohetes pierdan el control en ese momento, porque se espera que [su estructura] en su mayoría termine destruida [en la atmósfera], algunas partes terminan evaporadas y las partes que quedan, que son minúsculas, no representan ningún problema para la humanidad, porque pueden caer en el desierto o en el mar. Recordemos que el mar representa tres cuartas partes de la Tierra. No representa un problema grande para la humanidad.

- ¿Entonces qué sucedió?

El problema es que no se desintegró completamente porque el cohete tenía de 10 a 18 toneladas. No se destruyó completamente, se esperaba que las partes más pequeñas se evaporen. Y hay un problema: si el cohete fue hecho con materiales que no se pueden desintegrar, entonces se va a romper y se van a crear algunos materiales que pueden caer sobre la Tierra. ¿Qué puede suceder con ello? Cuando entró en descontrol, era muy difícil saber cuál era la trayectoria exacta porque la altitud de este objeto estuvo entre 150 y 200 km, donde la atmósfera es menos densa y, por lo tanto, pueden ocurrir muchas variaciones. Felizmente, ocurrió en el océano Índico, al oeste del archipiélago de Las Maldivas. Y como ya era esperado, tenía que caer en el mar o en algún lugar despejado, lejos de las grandes ciudades. La probabilidad de impacto en un área habitada es muy insignificante, menos de uno en un millón probablemente.

El cohete Long March-5B Y2, que transporta el módulo central de la estación espacial china Tianhe, despega del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan, China, el 29 de abril de 2021. (China Daily vía REUTERS).
El cohete Long March-5B Y2, que transporta el módulo central de la estación espacial china Tianhe, despega del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan, China, el 29 de abril de 2021. (China Daily vía REUTERS).

- ¿Y si eso sucede?

Vamos a imaginar que los pedazos [del cohete] caen en algunas casas, la velocidad de impacto sería relativamente baja, del orden de los 200 km/h. Parece bastante, pero cuando cae un meteorito lo hace a unos 36 mil km/h, comparado con 200 km/h… es nada. Considerando que no son partes grandes, no representan un peligro para la humanidad.

- ¿Hay antecedentes de caída de restos de cohetes espaciales a la Tierra?

Sí. En el 2020, otros restos del mismo tipo de cohete cayeron en varias aldeas de Costa de Marfil causando algunos daños, pero no dejó heridos. Sabemos que, por los datos de la NASA, existen unos 20 mil objetos en órbita terrestre con tamaños mayores a 10 cm, que están siendo monitoreados por radares y telescopios para saber cuál es su trayectoria. Los rusos, y probablemente otros países, establecieron varios observatorios alrededor del mundo justamente para ver las trayectorias de esa basura espacial.

Desde los años 60, cuando comenzaron los vuelos espaciales, hay más o menos 6.000 entradas a la Tierra descontroladas de grandes objetos hechos por el hombre, y fueron registradas, pero sin ningún fallecido [por impacto]. Solo si el cohete de un tamaño considerable no se destruye completamente y cae a la Tierra [casi entero] a esa velocidad, podría ser peligroso. Basado en toda esa evidencia, en realidad es una exageración decir que representaba un gran problema, que las personas podían morir. Eso no fue así.

VIDEO RELACIONADO

Misión de la NASA busca desviar el rumbo de los asteroides
Misión de la NASA busca desviar el rumbo de los asteroides. Fuente: [VOA]

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS