Reseña: Minecraft para PlayStation 4
Reseña: Minecraft para PlayStation 4
Redacción EC

Luego del revuelo por la compra del estudio Mojang –desarrollador de esta franquicia- por parte de Microsoft, es momento de sentarnos y plasmar lo que fue nuestra experiencia en este mundo virtual. Hace poco analizamos la versión para PS3 y era momento de probar la versión para PS4.

No me cabe la menor duda que la propuesta sigue siendo la misma, rompedora por donde se le vea. Y es lógico que se quiera aprovechar cuanta plataforma exista para seguir obteniendo ganancias. Esta vez nos centraremos en las novedades que trae este juego para la next-gen nuevamente desarrollado por 4J Games.

Esta entrega –disponible en formato físico o por descarga (digital)- presenta diversas mejoras con relación a sus versiones para las consolas de generación pasada (PS3/360). Aunque eso es destacable, este port está un peldaño por debajo de la entrega original, es decir la de PC, la cual goza de diversos detalles como MODS (mundos creados por otros gamers) y otro contenido adicional.

Cabe resaltar que esta entrega es desarrollada por el mismo estudio responsable de las versiones de PS3 y 360, el estudio 4J Games. Ellos han tenido en cuenta diversos aspectos al momento de su planteamiento. Uno de estos es la mejora en la visibilidad de los textos presentados en pantalla, junto con los botones, ventanas y otros elementos más. Si comparamos la versión de PS4 con las de PS3 y 360 notaremos el gran cambio. Pero si bien jugar Minecraft en una consola es mucho más sencillo y ágil que en una PC, esto no implica que sea mejor.

Por otro lado, otro detalle importante son los 60fps ya definidos, junto a los 1080p de resolución. Dos aspectos tan de moda en la actualidad que en las versiones de PS3 y 360 no se habían alcanzado. Además, la amplitud y mundos abiertos que nos ofrece esta versión son mayores, llegando a ser hasta cuatro veces más grandes. Además, tendremos un modo online o multiplayer sin problema alguno, con juegos de hasta 8 ‘gamers’ al mismo tiempo a pantalla dividida (4 máximo por consola).

Con relación a los updates, todos los que hay a la fecha se han incluido en esta versión. Por ejemplo el Modo Creación o el paralelo, además de The End. También tenemos diversos elementos para personalizar nuestros juegos con texturas: skins de God of War o Uncharted o elementos, los cuales podremos adquirir en la tienda virtual de PS Store.

En el apartado gráfico, la cosa cambia para el otro lado. Es que esta versión consolera, sin llegar a ser regular o mala, no llega a tener el mismo nivel de la de PC. Eso se nota en detalles como el popping, tiempos de carga, ralentizaciones o algo tan simple como apreciar algo en el horizonte.

Un detalle extra, sigue siendo el poder jugar cualquier título en PS4 vía la PS VITA, y esto es algo que al hacerlo con Minecraft notaremos que llega a disfrutarse mejor que al hacerlo directamente desde la misma PS4. Eso sí, tendremos que tener WiFi siempre, sino... mejor olvídenlo.

Llegando al final de este análisis, diremos que esta entrega de PS4 llega a ser la mejor versión de este juego en consolas a resolución 1080p y con una fluidez de 60 fps como muchos otros juegos quisieran tener. Pero, en lo referente a los MODS y mundos creados por la comunidad de gamers, queda por debajo. Eso sí, este port es un gran trabajo. Y si aún desconoces qué es todo esto de Minecraft, es el momento perfecto para dejarte atrapar por este universo de cubos y píxeles.

Para este análisis, se utilizó la versión de PS4; aunque en el mercado local podremos encontrar también la versión de Xbox One.