Redacción EC

El puente peatonal ha recorrido mucho camino desde que empezó como un simple arco encima del agua.

Los diseños de hoy en día son un poco más complicados, y cuentan con partes móviles, plataformas serpenteantes y rampas conectadas: los hay incluso sumergidos en un foso.

Aquí les presentamos ocho de las estructuras más impresionantes construidas en lo que va de este siglo:

PUENTE RODANTE, LONDRES

El puente rodante de la capital británica, del año 2004, es un trabajo de los estudios Heatherwick, también encargados de rediseñar los típicos buses de dos pisos de la ciudad.

Una serie de dispositivos hidráulicos permiten a la estructura curvarse, dejando el paso libre a los botes para cruzar el canal.

Según sus creadores la idea era "hacer que el movimiento sea el elemento extraordinario del puente. Una forma común de diseñar puentes móviles es construir una estructura rígida que se fractura por la mitad y se levanta.

El puente rodante se abre despacio y de a poco se transforma en una estructura circular al borde del canal.

HENDERSON WAVES, SINGAPUR

El puente peatonal más alto de Singapur fue construido para conectar dos parques en el sur de la isla. Completado en 2008, fue diseñado por un estudio londinense.

Siete "costillas" de acero curvas forman una estructura ondulada de 274 metros.

PUENTE HIGH TRESTLE, ESTADOS UNIDOS

En lo que era un cruce ferroviario en el río Des Moines, en el estado de Iowa, el puente High Trestle fue reabierto en 2011 como parte de un camino de 40 kilómetros.

Con 800 metros de largo y 40 de alto, se apoya en una serie de pilotes de cemento.

Los estudios David Dahlquist crearon 41 marcos de acero que están posicionados en el puente de manera que simulan la vista desde el fondo de una mina, aludiendo al pasado minero de la ciudad.

PUENTE LINGZIDI, SHANGZHOU

Los arquitectos Joshua Bolchover y John Lin montaron una empresa sin ánimo de lucro en parte para atajar problemas sociales causados por los grandes proyectos de infraestructura en China. En la provincia de Shaanxi la construcción de una nueva autopista provocó la desaparición de cientos de puentes.

El puente Lingzidi fue completado en 2012 y está diseñado para facilitar el cruce del río cerca del pueblo Lingzidi.

Una estructura conecta dos niveles de la ribera, permitiendo el acceso para pescar, bañarse o incluso lavar la ropa, mientras que otra parte permite a los campesinos llegar a sus granjas.

"A pesar de su pequeña escala este puente es muy importante para la economía del pueblo", afirman los arquitectos. "Estimula la economía local e intenta reducir la dependencia de recursos de las fábricas".

PUENTE MOSES, HOLANDA

Los arquitectos del estudio holandés RO&AD son especialistas en fosos.

Crearon un puente flotante cerca de un castillo del siglo XVIII, que se sustenta en tuberías de aire bajo la superficie, y además sumergieron un cruce en su puente Moses, situado en el sur del país.

Construido con materiales impermeables, el Moses parte el canal en dos para que los usen los peatones.

Invisible desde cierta distancia y parecido a una trinchera visto desde arriba, el puente parece una ilusión óptica.

Incluso cuando el nivel del agua sube, los visitantes se pueden mantener secos: un sistema de bombas retira el exceso de agua en caso de inundación.

PUENTE ABANICO, LONDRES

Los residentes del barrio londinense de Paddington tienen varias opciones en cuestión de puentes móviles.

Una estructura inaugurada en 2014 se abre sobre el canal como un abanico con la ayuda de unos dispositivos hidráulicos.

Los responsables del puente abanico aseguran que "un diseño eficiente y bonito debe superar un análisis tanto científico como artístico".

MELKWEGBRIDGE, HOLANDA

Completado en 2012, el cruce del canal a la altura de Purmerend es realmente dos puentes.

El primero, a una altura de 12 metros a nivel del mar, ofrece a los peatones una vista de las áreas histórica y nueva de la ciudad, y permite que los barcos pasen por abajo.

El segundo es una rampa accesible en bicicleta o silla de ruedas, y está formado por dos partes que se separan cuando pasan barcos.

Los responsables de su construcción aseguran que el puente no solo ayuda al cruce, sino que es una atracción en si misma.

PUENTE SIMONE DE BEAUVOIR, PARÍS

Este puente fue completado en 2006 y sus plataformas permiten el paso sobre el río y las atareadas calles paralelas al Sena.

Cinco rampas distintas conectan las riberas a distintas alturas así como un parque, y un área protegida en el centro ofrece refugio de la lluvia.

TAGS RELACIONADOS