(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Carlos Hurtado de Mendoza

El proceso de digitalización de la banca es una ola a la que se ha subido con la intención de correrla más rápido que la competencia. Por eso su gerente general, Mario Farren, se ha propuesto que la operación local de esta firma multinacional esté entre 70% y 80% digitalizada para el 2021. “Esa es nuestra apuesta”, destaca a .

Para lograr ese objetivo, Farren comenta que Citi, a nivel global, invierte alrededor de US$200 millones al año en innovación tecnológica, lo cual le facilita a la operación peruana una plataforma en la que puede desarrollar sus procesos electrónicos de banca remota. Pero en particular para el Perú, apunta que están invirtiendo US$2 millones con la intención de optimizar sus herramientas para la emisión de reportes regulatorios electrónicos.

“Nuestros clientes, entre los que se cuentan corporativos, instituciones financieras, sector público y multinacionales, demandan herramientas para la gestión descentralizada de sus operaciones porque tienen una presencia geográfica importante a escala nacional y global”, explica Farren, y añade que, en línea con su plan estratégico de ser “un banco muy rentable para sus inversionistas”, la digitalización es uno de sus caminos.

Como se recuerda, hace dos años Citi Perú vendió a Scotiabank su división de Banca de Consumo (luego hizo lo mismo en Brasil y Argentina), como parte de una estrategia mundial del banco para rentabilizarse.

Coincidentemente, la actual cabeza de la operación peruana está por cumplir dos años de gestión aquí y, a colación del ‘match’, nos refiere que Citi cumple, este 2017, con sus expectativas de crecimiento en nuestro país, aunque solo a un dígito, a diferencia del 2016, que lo hizo a dos dígitos.

Este año, acota, ha sido desafiante, “pues los sectores construcción e infraestructura no han crecido como esperábamos y eso ha afectado las inversiones de algunos de nuestros clientes”.

DIVERSIFICACIÓN

El banco, que ha sido tradicionalmente fuerte en el mercado de capitales, está reportando mayores operaciones en este rubro debido a que los inversionistas están tomando ventaja del riesgo favorable sobre una ligera caída de los ‘spread’ de la deuda peruana, pero en paralelo Citi busca crecer en otros nichos como el negocio de custodia y el de ‘comodities’.

HAY QUE APROVECHAR LA OPORTUNIDAD

Para Mario Farren este 2017 muchos factores están jugando a favor del Perú y, sin embargo, no estamos aprovechándolo. “La proyección del FMI para el crecimiento promedio mundial es de 3,5%.

Nuestro país está creciendo menos que eso a pesar de que somos una economía joven, con un tamaño relativamente grande y un bono demográfico a favor, con una población también joven”, señala.

“Es una pena lo que está pasando, primero con los huaicos y, luego, con la incertidumbre post Lava Jato, porque las condiciones son tremendamente favorables. Tenemos un cambio estable y un sistema financiero sano, además de una inflación bajo control”, explica, y destaca que los inversionistas de todo el mundo nos están mirando porque hay dinero: después de varias décadas tenemos que EE.UU., Europa y Asia crecen al mismo tiempo.

Lea más noticias de Economía en...