Perú aceleraría su crecimiento a 4.1% en 2020 por la solidez de la demanda interna, el alza de precios de las materias primas y las políticas fiscales y monetarias anticíclicas. (Foto: GEC)
Perú aceleraría su crecimiento a 4.1% en 2020 por la solidez de la demanda interna, el alza de precios de las materias primas y las políticas fiscales y monetarias anticíclicas. (Foto: GEC)
Agencia AFP

Agencia de noticias

El FMI redujo levemente este viernes las previsiones económicas de Colombia hasta el 3,3% en 2019, tres décimas menos que en octubre; el Perú hasta el 3,8%, también tres décimas menos, y mantuvo las de Chile en el 3,4% para este año ante "el debilitamiento global y la creciente incertidumbre política".

"Existen varios riesgos [...] Por ejemplo, un aumento de las tensiones comerciales entre China y EE.UU., o una desaceleración en algunas economías importantes, podrían determinar un menor crecimiento del comercio en la región", explicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su actualización de las perspectivas para la región.

► 
► 
► 

Por países, el FMI apuntó a una aceleración de la economía de Colombia al 3,6% en 2020 "impulsado por el continuo respaldo de la política monetaria, el gasto de los gobiernos subnacionales en un año de elecciones, la ejecución del programa de infraestructura 4G y el impacto positivo de los cambios recientes de la política tributaria en materia de inversión".

Para Chile, las estimaciones de 2020, son del 3,2% gracias "a la solidez del consumo privado y al dinamismo de la inversión" y a que se "prevé que la normalización de la política monetaria que comenzó en octubre de 2018 avance gradualmente".

Por lo que se refiere al Perú, se anticipa una aceleración al 4,1% el próximo año impulsada por "el aumento de precios de las materias primas y las políticas fiscales y monetarias anticíclicas" y "a que la solidez de la demanda interna privada compensaría la consolidación fiscal gradual".

Por último, prevé que en Venezuela continúe "la crisis económica y humanitaria" con mayores caídas en el PBI real en 2019, "lo que ubicaría la caída acumulada desde 2013 en más del 50% (causada por el desplome de la producción de petróleo y el deterioro de las condiciones del sector no petrolero)".

A ello se unirá intensificación de la hiperinflación y la emigración en 2019 y que "la evolución de los acontecimientos políticos agrega otro nivel de incertidumbre a las perspectivas del país".