13,6% de hogares en Cajamarca tiene más de una NBI; que además es una región donde la pobreza monetaria ronda el 50%.
13,6% de hogares en Cajamarca tiene más de una NBI; que además es una región donde la pobreza monetaria ronda el 50%.
Redacción EC

Tener recursos disponibles para atacar la pobreza es una necesidad imperante, pero a veces se puede hacer más cosas con menos dinero. Según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (Iedep) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), las seis regiones que menos recursos por canon recibieron fueron las más eficientes en reducción de pobreza en los últimos años.

La entidad señala que San Martín, Madre de Dios, Lambayeque, Amazonas, Callao y Tumbes apenas recibieron S/3 millones de canon entre el 2008 y el 2016; sin embargo, redujeron la proporción de hogares con más de una necesidad básica insatisfecha (NBI) en casi diez puntos porcentuales.

En tanto, las zonas con mayores recursos de canon (Áncash, Arequipa, La Libertad, Cajamarca, Tacna y Moquegua) lograron una reducción de hogares con más de una NBI de nueve puntos. Estas seis provincias captaron el 75% del canon.

Las NBI son una medida de pobreza no monetaria y consisten en: vivienda inadecuada, hacinamiento, vivienda sin desagüe, no asistencia escolar y dependencia económica.

DOBLE EFECTO
Para el director ejecutivo del Iedep, César Peñaranda, esto refleja que los gobiernos subnacionales con menores recursos se enfocan más en temas de pobreza.

Además de ello, apunta que hay acción de las familias, que buscan satisfacer sus necesidades. El problema –advierte– es que el canon se está reduciendo y ello aleja las posibilidades de seguir combatiendo la pobreza multidimensional.