A la izquierda, “El jardín de la casa parroquial en Nuenen en primavera" de Vincent van Gogh (1884), robado el 30 de marzo del Singer Laren Museum, Amsterdam. A la derecha un tumi del Museo de Oro del Perú. En 1981, uno de estos tesoros peruanos fue robado, fundid y vendido. Fotos: AFP/ El Comercio.
A la izquierda, “El jardín de la casa parroquial en Nuenen en primavera" de Vincent van Gogh (1884), robado el 30 de marzo del Singer Laren Museum, Amsterdam. A la derecha un tumi del Museo de Oro del Perú. En 1981, uno de estos tesoros peruanos fue robado, fundid y vendido. Fotos: AFP/ El Comercio.

Una mujer, de pie en medio de un jardín, rodeada de sobrecogedores árboles. La torre de la iglesia puede apreciarse al fondo del paisaje. La madrugada del 30 de marzo, justamente en el día del cumpleaños de , la obra “El jardín de la casa parroquial en Nuenen en primavera" desapareció de una de las salas del museo Singer Laren, a las afueras de Ámsterdam. El establecimiento se encontraba cerrado desde hace semanas, a causa de la pandemia de COVID-19.

El director del museo Groninger, Evert van Os, ofrece declaraciones a la prensa tras el robo (Foto: AFP/Robin van Lonkhuijsen)
El director del museo Groninger, Evert van Os, ofrece declaraciones a la prensa tras el robo (Foto: AFP/Robin van Lonkhuijsen)

La pintura, un óleo sobre papel de 25 por 57 centímetros, valorado hoy entre uno y seis millones de dólares, fue realizada en mayo del 1884 por el maestro holandés, no pertenecía a esta pinacoteca, sino que había sido cedida por el Museo Groninger, (norte del país) para realizar una exposición temporal. “Estoy conmocionado e increíblemente enojado. Es muy malo para el Museo Groninger, y también para Singer”, dijo el director del museo, un desencajado Jan Rudolph de Lorm, durante una conferencia de prensa realizada el lunes por la tarde.

Según el parte policial, los ladrones habían forzado las puertas de vidrio de la entrada del edificio, alrededor de las 03:15 de la madrugada, sin encontrar ningún agente de seguridad en su puesto.

Exterior del museo Singer, en Laren, Países Bajos. (AP Photo/Peter Dejong)
Exterior del museo Singer, en Laren, Países Bajos. (AP Photo/Peter Dejong)

Pero, sobre todo, es horrible para todos nosotros, porque el arte está ahí para ser visto y compartido por todos nosotros, para la sociedad en general, para brindar disfrute e inspiración, especialmente en estos tiempos difíciles”, agregó el director. Por su parte, el director del museo Groninger, Evert van Os, ha asegurado que la institución que alberga la colección de la pareja estadounidense William y Anna Singer está “enojada, conmocionada, triste” por el robo de la pintura, la única del pintor que poseían.

Antes de cerrar como medida de protección frente al coronavirus, el Singer Laren fue anfitrión, en cooperación con el Rijksmuseum de Ámsterdam, de una exposición titulada “Espejo del alma” en la que se presentaron obras de artistas que van desde Toorop a Mondrian. La colección del museo se centra en el modernismo, con especial interés en el neoimpresionismo, el puntillismo, el expresionismo y el cubismo.

“El jardín de la casa parroquial en Nuenen en primavera" data de una época en la que el artista se había mudado de regreso con su familia en un área rural de Holanda y pintaba escenas de la vida local, incluyendo su célebre “Los comedores de patatas”, en tonos mayormente sombríos. Posteriormente, el artista se mudó al sur de Francia, donde desarrolló un estilo de pintura mucho más colorido y vibrante mientras su salud declinaba.

Y EN EL PERÚ, ¿CÓMO ANDAMOS?

Además del crimen en sí, la desaparición del primaveral jardín de Van Gogh nos incumbe y preocupa a todos, pues deja al descubierto el estado de indefensión de los museos en todo el mundo en tiempos en que una pandemia obliga a relajar la presencia de personal de seguridad. ¿En museo Singer Laren podría servirnos de espejo? ¿Cómo se han preocupado los museos locales por su seguridad durante la cuarentena?

Si bien para Alejandro Neyra, escritor y ex ministro de Cultura, es importante entender que en estas circunstancias debemos cuidar nuestra salud, resulta crucial también proteger nuestro patrimonio, “el legado que dejaremos a las próximas generaciones y del que esperamos disfrutar nuevamente una vez culminada esta época de extrañamiento”, afirma. “Entiendo que la seguridad de lugares como museos o bibliotecas está garantizada, teniendo en cuenta que las pérdidas culturales son también invalorables”.

Imagen tomada en el Louvre de una turista enmascarada. El famoso museo parisino cerró temporalmente sus puertas por el coronavirus. (Foto: AP)
Imagen tomada en el Louvre de una turista enmascarada. El famoso museo parisino cerró temporalmente sus puertas por el coronavirus. (Foto: AP)

Por su parte, Pedro Pablo Alayza, director del Museo Pedro de Osma, señala que el tema de la seguridad en los museos peruanos es realmente preocupante. “La única manera de mantener segura una colección es con una revisión sistemática y regular. A no estar presentes los especialistas de cada área está queda desprotegida. Si el robo de la pieza de Van Gogh ha sucedido en un museo holandés que consta con todos los recursos, todo puede pasar en un museo de esta parte del mundo”, advierte.

Colección permanente del Museo de Arte de Lima.
Colección permanente del Museo de Arte de Lima.

El curador David Flores Hora nos recuerda que existe un hecho sin precedentes en nuestra historia, que determinó la creación de nuevas políticas de los museos con respecto al cuidado y la seguridad de sus piezas: el robo del Tumi del Museo Nacional Arqueología, Antropología e Historia, a inicios de la década del ochenta. “La pieza se halló fragmentada, y se comprobó que los tres delincuentes capturados compraban droga para su consumo con las pepitas de oro. Literalmente, se fumaron el Tumi”, lamenta. Por ello, actualmente la mayoría de museos en el Perú, públicos y privados, tienen los más altos protocoles de salvaguarda (temperatura y humedad relativa) y seguridad (alarmas y salas con protección blindada). “Incluso espacios como el MUCEN, exhiben su colección de oro, en una bóveda”, dice Flores Hora.

Sin embargo, el experto alerta sobre la posibilidad de robos sacrílegos, una actividad criminal constante en el Perú, aunque con menos frecuencia en los últimos años. “Esto en parte porque existe un Registro Nacional de Patrimonio Cultural que levanta el Ministerio de Cultura y comparte con Interpol. Esto posibilita que si aparece una alerta de obra de arte robada en el extranjero, la Interpol y el Estado peruano puedan hacer el decomiso y repatriación”, explica.

DOS CASOS EJEMPLARES

Como señala la arqueóloga y ex ministra de Cultura Ulla Holmquist, por más de 20 años parte del equipo del Museo Larco la pandemia del coronavirus ha puesto en evidencia la importancia de implementar en todos los museos del país estándares básicos tanto en el manejo de colecciones como la seguridad de las mismas para enfrentar situaciones de riesgo, sean robos como el Van Gogh en el museo Singer Laren, o en el caso de incendios, como el que arrasó en setiembre del 2018 el Museo Nacional de Brasil. “No se trata de dar respuesta a una coyuntura, sino implementar un manejo mínimo, para que las colecciones estén protegidas, resguardadas y por lo tanto, accesibles”, explica Holmquist.

En 2017, la web especializada TripAdvisor incluyó al Museo Larco en su ranking “The Travelers Choice of Museums of 2017”, una lista que selecciona a los 25 mejores museos del mundo. El museo ubicado en Pueblo Libre se ubicó en el puesto 22.
En 2017, la web especializada TripAdvisor incluyó al Museo Larco en su ranking “The Travelers Choice of Museums of 2017”, una lista que selecciona a los 25 mejores museos del mundo. El museo ubicado en Pueblo Libre se ubicó en el puesto 22.

Con respecto al Museo Larco, la institución ha invertido en su seguridad a lo largo de los últimos 15 años. Cuenta con circuitos cerrados de televisión con más de 120 cámaras, sensores magnéticos en puertas y ventanas, sensores de movimiento, térmicos e infrarrojos,y en el exterior un sistema de rayos láser que genera un cerco alrededor de todo el edificio, y que identifica cualquier movimiento. Asimismo, las salas están compartimentalizadas, separadas por puertas de acero. Todos estos sistemas están monitoreados de manera remota. Cualquier violación al perímetro activa una serie de alarmas, luces de emergencia y llamadas a seguridad, tanto a la seguridad del museo como a serenazgo y a la comisaría local. “Hay que recalcar que los museos tienen que implementar estas medidas paulatinamente, conforme vayan creciendo. Una seguridad exigente lo que se busca es dar mayor accesibilidad a su público”, explica la arqueóloga.

¿Qué medidas inmediatas pueden tomar los museos para enfrentar una política de aislamiento social? Daniel Alfaro, ex ministro de Educación y actual gerente del Museo de Arte de Lima (MALI), nos explica que, tan pronto se estableció la cuarentena, la institución tomó tres pasos urgentes. El primero y más inmediato, tenía que ver con contratar a una empresa de seguridad especializada que contara con permisos oficiales para cubrir a su personal de seguridad replegado por la cuarentena. Luego, constatar la renovación del seguro de las piezas. Como segundo paso, alejada la amenaza de robo, también el Museo enfrenta otras amenaza: el deterioro. En el caso que los museos decidan cerrar por un tiempo más prolongado, se debe estar muy atento a los equipos de conservación de las obras, darles el mantenimiento correspondiente, y evitar los cambios de temperatura en los equipos de refrigeración o de aire acondicionado que afectan a las obras. Por último, como señala Alfaro, la tercera medida tiene que ver con mantener la presencia del público, que actualmente se realiza de manera virtual. “Es el movimiento de las personas lo que permite generar un sentido de comunidad y de vigilancia social”, afirma. “Cuando cesen las medidas de distanciamiento social, la comunidad volverá al museo. Y ese es el mejor mecanismo de vigilancia que podemos tener como sociedad”, afirma.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

MIRA EL VIDEO

Coronavirus: Plácido Domingo es dado de alta y se recupera de COVID-19 en casa de Acapulco

Coronavirus: Plácido Domingo es dado de alta y se recupera de COVID-19 en casa de Acapulco 30/03/202

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS