El cantante argentino presenta la segunda parte de su disco "Celebrando a una leyenda".
El cantante argentino presenta la segunda parte de su disco "Celebrando a una leyenda".
Carlos Oré Arroyo

A sus 78 años, no tiene el más mínimo deseo de ponerle fin a su carrera musical; por el contrario, asegura que todos los días compone y disfruta cada vez que recibe mensajes de sus seguidores que lo llenan de elogios, especialmente tras la publicación de su nuevo disco “Celebrando a una leyenda. Parte 2”. “Lo de leyenda no fue mi idea, pero luego de 56 años en este negocio creo que sirve bastante bien para captar la atención de nuevos seguidores”, dice el artista argentino en conversación exclusiva con El Comercio.

Temas emblemáticos como “Cómo te extraño mi amor”, “Celia”, “Mary es mi amor”, “Una calle nos separa”, entre mucho otros, forman parte del recopilatorio. Pero este álbum es más que un repaso por sus éxitos, pues reúne tanto a legendarias como nuevas figuras de la música latina para compartir escenario.

Promesas cumplidas

Cuando era joven, Leo Dan juró que haría feliz a todos aquellos que lo rodearan y ahora asegura haber sido fiel a su palabra. “Creo que lo logro todos los días y cada vez voy incorporando nuevos amigos. Siempre estoy pendiente de las más de cien personas que trabajan conmigo y soy feliz cuando veo a nuevos artistas crecer. Todos aquellos que me acompañan en este disco, sobre todo los más jóvenes, dicen que han nacido por culpa de mis canciones y son ellos los que le brindan una fuerza maravillosa al álbum”, señala.

Pero la experiencia de revivir sus temas más sonados también le ha servido para recordar la poca importancia que le otorgó a su carrera cuando apenas iniciaba el largo camino que hoy lo eleva como una de las más grandes figuras de la música latina. “Siempre llevo conmigo el verso de Antonio Machado que dice: 'Caminante, no hay camino: se hace camino al andar’ y eso resume bien lo que he vivido y lo que continúo sintiendo hasta ahora. No he superado el cosquilleo ni la ansiedad que uno siente antes de subir al escenario, pero dios siempre está conmigo para sobrellevar todo”, cuenta.

Hoy, en medio de una extensa cuarentena, el mundo es más consciente de la importancia del arte en nuestro día a día. Leo Dan asegura que ahora es imposible negarse al valor que una canción, un libro, una pintura, entre otros puede alcanzar en la vida de una persona. “Pienso en lo bien que nos hace el arte cuando me pego un baño por las mañanas y me topo con una puerta que no puedo atravesar. Lo único que puedo aconsejar es que aprovechemos este tiempo para ponernos a pensar sobre la manera más inteligente para enfrentar el mundo que nos espera cuando todo haya terminado”, asegura el cantante sin ocultar sus ganas de seguir trabajando en su música.

Nueva generación

El éxito de la cinta “Roma” dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón no solo sumó dos Globos de Oro y tres Oscar para Latinoamérica, sino que revivió “Te he prometido”, uno de los temas más icónicos de Leo Dan. “Cada vez que subían al escenario a recoger los galardones sonaba la canción y tan solo eso bastó para que mi carrera recibiera un importante espaldarazo pues recién acaba de presentar la primera parte de este disco”, señala el cantante antes de aceptar la idea de que su música ha sido capaz de conquistar a varias generaciones en esta parte del mundo.

Para el compositor de “Cuando me alejo de Lima” la música latinoamericana está en buenas manos y dice estar seguro de ello luego de haber compartido micrófono con jóvenes figuras que lo han dejado maravillado. “Muchos no pudieron estar por diversos compromisos pero cantantes como Carlitos Rivera, que tiene una potencia impresionante, El Bronco, entre otros son los que han hecho que este proyecto esté muy bien encaminado”, agrega.

Aunque la música de Leo Dan se ha adaptado a diversos géneros, lo cierto es que hasta el momento no ha hecho el salto al ritmo que ha conquistado la industria musical en la última década: el reguetón. “Hay una química muy buena entre los chicos reguetoneros y yo. Me han pedido canciones en varias oportunidades, así que cuando todo vaya apaciguándose traeremos muchas sorpresas para nuestros seguidores. Eso sí, a pesar de estar en casa, no descansamos”, añade con entusiasmo y asegurando que está hablando de un secreto que sorprenderá a muchos.

Hoy más que nunca somos más conscientes de lo efímera que es nuestra existencia y a pesar de que esta es una idea que también ha estado rondando por la cabeza de Leo Dan durante las últimas semanas, él prefiere entenderlo de otra forma. “Es justo ahora que me suceden cosas que nunca antes había imaginado. No quiero pensar que estoy en el momento de despedirme, de hecho estoy en uno de los mejores momentos de mi vida y no puede perdérmelo”, dice entre risas y conquistado por el deseo de seguir alegrando la existencia de todos aquellos que reproducen una y otra vez sus icónicos temas que no han dejado de sonar a pesar del paso del tiempo.

VIDEO RELACIONADO

Cuando los conciertos son a distancia

Cinescape: conciertos en la red

TE PUEDE INTERESAR