Martínez y Pennano trabajan juntas desde el 2014. También anuncian la reposición de “Pulmones”. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Martínez y Pennano trabajan juntas desde el 2014. También anuncian la reposición de “Pulmones”. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Antonella Chichizola Cisneros

y se conocieron en el 2014 durante el casting para "Stop Kiss", obra que Norma dirigía y en donde Fiorella consiguió uno de los papeles protagónicos. "Fiorella fue justo lo que buscaba: una actriz talentosa… ¡y alta!", señala Martínez. Desde entonces, las unió el interés por hacer teatro con sentido. "Estaba clarísimo, en la forma como trabajamos ese proyecto, que ya estaban puestas las bases de lo que hacemos hoy como Animalien", agrega sobre "Stop Kiss", de la dramaturga Diana Son, una historia de amor interrumpida por un brutal ataque homofóbico en las calles de Nueva York.

► 

► 

¿Qué es Animalien?
Norma Martínez: Animalien es un proyecto que nació de la necesidad de tener una productora para gestionar un montaje que nosotras queríamos hacer. Encontramos un texto que queríamos poner en escena. Ya habíamos trabajado juntas y queríamos volver a hacerlo. Y encontramos una obra que nos interesó y a partir de eso tuvimos que terminar de darle forma a una idea que aún no estaba aterrizada, que era crear una productora de contenidos. Una no solamente para el teatro, sino para otros temas que nos interesaran y que propusieran ideas que motivaran la reflexión del público. Ya sea desde el humor, el drama, de donde fuere. Pero que siempre te quedaras con alguna preocupación contemporánea sobre la cual reflexionar.

Fiorella Pennano: Nos dimos cuenta de que teníamos las mismas motivaciones: hacer un tipo de teatro activo, actual, inteligente, que provocara en la gente las ganas de indagar en los temas que nosotras tocamos. De alguna forma es hacer teatro con sentido, con una razón de ser. Hacer que el teatro no sea solo entretenimiento, sino entretenimiento con mensaje. Creemos que hoy en día cada vez se puede influenciar más en la gente a través de distintas plataformas. Y el teatro es muy poderoso al tener a seres humanos en un ejercicio de comunidad; un momento en el que un grupo de gente experimenta, todos juntos durante aproximadamente dos horas, una historia que los llevará a reflexionar. Es un impacto bastante fuerte y profundo.

Sin embargo, en el Perú pareciera que el público del teatro es más bien reducido.
FP: No estoy muy de acuerdo con eso. Yo creo que sí hay bastante gente a la que le interesa el teatro, que le gusta y que va a verlo. Parte de nuestra misión es hacer espectáculos portátiles que se puedan montar en cualquier parte. De hecho, luego de nuestra primera temporada con "Pulmones", que fue nuestra primera obra, logramos llevarla a más de 15 escenarios en un año.

NM: Y lugares de la periferia de Lima. Hemos estado en ocho sitios que están fuera del circuito habitual y también en seis provincias. Un objetivo de Animalien es construir objetivos portátiles que puedan adaptarse a cualquier espacio de nuestra ciudad o nuestro país. Lo mismo hemos hecho con "Solo cosas geniales", que ha estado en Arequipa y en Huancayo. Y este año la repondremos y "Pulmones" también.

FP: De hecho, todas estas giras que hicimos a nivel local en Lima tenían funciones gratuitas. La gente formaba cola desde la 1 de tarde. Y estoy segura de que no es solo para nuestros espectáculos, sino que todos los espectáculos que giran en la periferia de Lima reciben un público muy sediento de cultura, de teatro, de cultura contemporánea, donde ellos se pueden ver reflejados, porque los temas son actuales y ellos mismo los están atravesando. Eso los ayuda a tomar decisiones, a analizarse y a analizar a su comunidad, que es el propósito del teatro en el mundo. Entonces por un lado se dice que “los teatros están vacíos”, pero por otro das un pasito más allá y haces una obra gratis para la gente y la gente llena la sala. Y encima luego te piden que hagas otra función. Tuvimos una temporada en el Centro Cultural de España que se extendió por dos semanas más, así como cuatro funciones extra de "Pulmones" debido a la alta demanda por el teatro. Ahí nos damos cuenta de que la gente sí quiere teatro, si quiere verlo, pero no sabe cómo valorizarlo. ¿Cuál es el problema? Yo creo que todavía la gente no tiene dentro de su presupuesto del mes el invertir en cultura. No calculan este monto dentro de sus gastos. No tenemos un pasado cercano en el que se haya valorizado a nivel nacional la inversión en cultura. Es algo que recién se está dando.

NM: Si ni siquiera el Estado invierte en cultura, ¿cómo vamos a esperar que la gente entienda la importancia de invertir en ella? El Ministerio de Cultura es el que menos presupuesto tiene…

FP: Si no hay una visión desde arriba de "yo debo de pagar 15 o 20 soles para recibir eso que los artistas me están dando", entonces ¿cómo van a dar ese paso?

¿Cómo hacen ustedes para llevar obras de gira y no cobrar?
FP: Es gracias a nuestro amor al arte. Sobre todo eso. Estamos dispuestos a bancarnos con toda la producción y movernos porque creemos que solo así se va a empezar a valorizar el teatro. Si nosotras no llegamos a esos lugares, ¿cómo van a saber que existe?

NM: Y también hemos tenido aliados súper importantes en este proceso, como la Alianza Francesa, que nos llevó a sus sedes en provincia; el Centro Cultural España, que nos llevó a su espacio en Salaverry; y el Centro Cultural Peruano-Británico, que nos invitó a hacer una gira por sus distintos auditorios. Es un esfuerzo conjunto, pero al fin y al cabo privado. A nivel ministerial se está estableciendo una red de teatro, que creo que permitiría establecer un circuito con espacios identificados para hacer giras de eventos culturales. Antes no teníamos ni si quiera eso.

FP: En formato pequeño hemos hecho también presentaciones en la Municipalidad de Miraflores y funciones en la Plazuela de las Artes de la Municipalidad de Lima. Es un inicio de esfuerzos conjuntos. La semilla está empezando a germinar.

NM: La Plazuela de las Artes también desarrolla un programa bien interesante de espectáculos gratis. Me corrijo al decir que es una iniciativa casi en su totalidad privada. Vamos a ofrecer nuevamente funciones en la Plazuela de las Artes y se brindan gratis al público gracias al trabajo que está haciendo la Municipalidad de Lima en artes escénicas.

FP: En ese sentido, la Municipalidad de Lima está haciendo una gestión impecable, porque al tener espectáculos gratis de alguna forma ya empiezas a llevar a la gente a esos espacios. Que es lo mismo que está pasando con el Festival Temporada Alta. Son 15 obras de las cuales dos son completamente gratis. Y es un festival internacional, donde las obras que son gratis son internacionales. Está "El mundo por montera" en el Centro Cultural España y "Altrove" en el LUM. Ambos son espectáculos de vanguardia, con tendencias actuales.

NM: "Altrove" es un espectáculo de danza hecho por un discapacitado. Es un tipo de espectáculo que no vemos habitualmente. Y ese es el espíritu de Temporada Alta. Hay un espectáculo que tiene un dron en escena, hay otro que tiene cascos de realidad virtual, porque el tema de este año es tener un énfasis en teatro y tecnología. Y esto es bien interesante, porque toda la vida se ha dicho "ahora sí va a morir el teatro". Se decía cuando llegó el cine mudo, el cine sonoro, la televisión… pero sigue sin morir.

También está el prejuicio de que mezclar lo clásico con lo tecnológico significa arruinar lo primero.
NM: Claro, o que meterle tecnología es arruinarlo. Pero no, yo creo que siempre hay formas de combinarlo y que el teatro va a persistir en el tiempo porque es en vivo. Lo que está ocurriendo frente a ti está ocurriendo en ese momento. Y eso es lo que nos gusta ver. Por eso vamos a conciertos o a los estadios a ver deporte.

FP: Y hay algo que dijo Norma antes que tiene mucho que ver con el espectáculo en vivo: que es un ejercicio de comunidad entre el público y el escenario. De eso el público quizá no se da cuenta. Piensan que desaparecen cuando se apaga la luz, pero los que estamos en el escenario estamos completamente conscientes de si el público se rio o no. Porque si ellos se ríen, de repente cambia mi forma de decir mi texto; o si de pronto la sala está en un silencio profundo, tendré que subir el volumen de mi voz. Siempre hay una interacción. A mí una vez me pasó que se activó una alarma contra incendios en plena función y tuvimos que salir y estábamos ahí parados todos en vestuario. "Hola, cómo están", "ahora vamos a volver". Son cosas que pasan ahí, y no te puedes perder de esa interacción.

Algo que no tiene el cine, donde tienes una cámara en vez de otro actor que te devuelve una energía.
NM: El cine es un ejercicio diferente porque también estás comunicándote con otro actor o con la cámara, aunque al final siempre es al público adonde vas a llegar. Por eso se dice que el teatro es el territorio del actor y el cine es el del director. Tú puedes engrandecer o tirar al suelo una actuación dependiendo de cómo la edites o cómo la musicalices, por ejemplo. En cambio, en teatro el actor sale y se defiende solo. Puede ser un montaje malo, pueden haberse tomado todas las decisiones incorrectas por parte de la dirección, pero una vez que está el actor ahí, tiene el control. Controlas tu propia interpretación y tu comunicación con el público, porque no hay nada que esté mediando.

FP: Eso es algo muy interesante que pasa en los unipersonales. En el Temporada Alta de este año hay muchos unipersonales. Está "Solo cosas geniales", que tiene ya a un nivel distinto de interacción con el público, pero también una obra española, "Tierra baja", en donde hay un solo actor que interpreta a todos los personajes. "Altrove" y "El mundo por Montera" también son unipersonales.

NM: "Solo cosas geniales" la vamos a hacer en la Alianza Francesa, pero al aire libre, a la hora del 'sunset'. Es una experiencia totalmente nueva. Temporada Alta es para nosotros una aventura, es la segunda vez que la coorganizamos.

¿Cuáles son los temas que las inquietan?
FP: Creo que "Pulmones", si bien toca un tema de actualidad como es el impacto ambiental de los seres humanos, también aborda el tema de la responsabilidad, el ser consecuente con lo que uno piensa, y la comunicación entre las parejas…

NM: Y el compromiso. La apuesta por el compromiso. Lo cual es revolucionario en el siglo XXI. De alguna manera esa es la respuesta para resolver algunos de los asuntos que nos preocupan como sociedad. Yo veo una sociedad cada vez más comprometida, que se manifiesta, se agrupa, sale a marchar. Veo un retorno a la idea de familia, a pesar de que la familia ahora esté compuesta de una forma distinta a la que estaba antes. “Solo cosas geniales” es una obra que habla sobre el suicidio y la depresión pero desde un ángulo muy peculiar, dulce y humorístico, que nos hace revisar una de las epidemias del siglo XXI, la depresión. Ya no como Animalien, pero sí con el mismo espíritu, estamos preparando con el Británico una obra que se llama "Orlando" (estrena el 29 de marzo), basada en la novela de Virginia Woolf, que habla sobre la identidad. ¿Qué cosa somos? ¿Hombres? ¿Mujeres? ¿O, en realidad, nuestra identidad va mucho más allá de la identidad del cuerpo que te ha tocado o que has elegido tener para este tiempo? Habla del alma del artista, de la androginia del artista y de su trascendencia en el tiempo. Esas son nuestras inquietudes actuales. En "Orlando" va a estar Renato Rueda y otras personas que consideramos como parte de la familia Animalien.

¿Y qué es lo peculiar de esta forma de ver el teatro?
FP: El acercamiento al texto, a cómo ir a un ensayo y de qué forma trabajar. El comportamiento del actor en la sala de ensayo.

¿Han pensado abrir un taller? Fiorella, recuerdo que tú tenías hace unos años Espacio Interior.
FP: Después de Espacio Interior abrimos Espacio Animalien el año pasado, en donde dictamos varios talleres.

NM: De momento no tenemos un plan fijo, pero definitivamente vamos a desarrollar un plan para entrenar actores en la línea de lo que estaba hablando Fiorella, que tiene que ver más con una aproximación al trabajo, una actitud hacia el trabajo, y una serie de preocupaciones vinculadas a eso y a la técnica del actor, desde nuestra mirada.

Si tuvieran que hacer una genealogía de la técnica y el enfoque del teatro que tienen…
FP: Uf, no creo que sería posible en este momento.

NM: Bueno, yo creo que sí viene de la formación tradicional occidental, que desde mediados del siglo XX en adelante parte de la reinterpretación norteamericana del método de Stanislavski. Esa es gran parte de la fuente del teatro que hacemos aquí, porque hay otro que viene del mundo grotowskiano, del tercer teatro, del Odin Teatret, de otras fuentes. Pero yo a través de mi formación he tomado entrenamientos con distintos coaches y talleres y me he formado además en mis intereses personales, que de alguna manera han enriquecido mi trabajo actoral. Hoy no concibo un actor que no trabaje conceptos como presencia, raíz, entrega… Creo que lo que estamos haciendo con Animalien es unir estos dos mundos que antes estaban bien separados –el del texto y el del cuerpo–, y tener un actor entrenado capaz de desaparecer en escena para que pueda aparecer la ilusión del personaje.

FP: Sí, pero quisiera dejar en claro que nosotros no nos hemos inventado eso. No es que Animalien va a unir estos dos mundos. Pero sí es un grupo de gente que comparte las ideas que Norma ha dicho, como si fuesen las leyes para salir al escenario. Porque son conceptos que se enseñan en todo el mundo y los puedes ver tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, Argentina, España… En todos lados se habla de las mismas cosas, pero nosotros lo que queremos es llevarlo a profundidad, no hacerlo "a media caña". Creo que ahí está el espíritu de Animalien. El llevarlo a fondo, el no tener la flojera de no saberte el texto el primer día de ensayo, sino tenerlo listo el primer día para empezar a trabajar las acciones, para poder entregar el cuerpo.

NM: Lo que queremos hacer es arte, queremos darle al público experiencias inolvidables. Creo que es el resumen de nuestro propósito. Que la gente vaya al teatro y se lleve una experiencia inolvidable para el resto de su vida, que es la marca que te puede dejar un espectáculo a veces. Queremos trabajar para conseguir esa excelencia, para que la gente pueda presenciar algo que toque su corazón.

FP: Y las bases para lograr eso están en todos lados. Tú abres un libro de Actuación 1 y están ahí, no es ninguna ciencia que estamos creando. Es simplemente hacerlo con convicción, entrega y corazón. Apostar verdaderamente por esa técnica, por todas esas cosas que nos han dicho en nuestros cursos de actuación, de movimiento, de voz, llevarlas a cabo. Que no se queden en el papel. Hay que llevarlo realmente a la sala de ensayo y ponerlo en los pies.

¿Y realmente es cosa de "seguir la técnica"? ¿Cualquiera puede ser actor? ¿O se nace para ello?
FP: El primer libro que yo leí sobre actuación era de Uta Hagen. Y lo primero que dice es que se necesita talento.

NM: Por supuesto.

EL DATO
"Solo cosas geniales", unipersonal de Martínez producido por Animalien, se presentará el sábado 23 y domingo 24 en la Alianza Francesa de Miraflores.