(Foto: El Comercio / Rolly Reyna)
(Foto: El Comercio / Rolly Reyna)
Redacción EC

Por: Mirelis Morales

El presidente encargado de , , anunció este martes quiénes serán sus representantes diplomáticos en más de 10 países de la región. fue designado en el Perú.

Este politólogo caraqueño de 32 años llegó al Perú hace año y medio en busca de una mejor calidad de vida. Tiene una maestría en Políticas Públicas que realizó en la Universidad Nacional de Singapur, e hizo una pasantía en Irán con la ONU para investigar sobre migración y estupefacientes. En Lima, creó la fundación Una Causa por un Pana, para dar apoyo a los refugiados venezolanos. 






—La Cancillería del Perú saludó su nombramiento. ¿Qué conversó con los diplomáticos peruanos?
Me reuní con el vicecanciller Hugo de Zela. Fue un encuentro para presentarme, hablar de la agenda establecida por el presidente Juan Guaidó, intercambiar opiniones sobre la situación de Venezuela y conversar sobre los esfuerzos del Perú en el Grupo de Lima. Me expresó que el Perú continuará apoyando la democracia en Venezuela y la reanudación del hilo constitucional. No se habló sobre el tema del encargado actual de la embajada.

—¿Cómo será su agenda de trabajo?
Estaré estrechando relaciones con el Gobierno Peruano, promoviendo reuniones y haciendo contactos para garantizar la agenda de Juan Guaidó. Estaremos en la calle, escuchando a las dirigentes de las organizaciones sociales que trabajan con venezolanos, para conocer la problemática de los más de 600 mil compatriotas que están en el Perú y acompañarlos en ese proceso.

—¿Cómo evalúa la gestión migratoria del Perú?
Perú ha sido uno de los países más solidarios de la región. Les ha dado muchas facilidades a los venezolanos. El PTP (permiso temporal de permanencia) fue un instrumento que sirvió para que muchos pudieran comenzar una vida en este país, y creo que el Gobierno ha tratado de ofrecer vías para regularizar el estatus migratorio de los venezolanos. Ahora que se venció el plazo del PTP, hay que seguir trabajando para manejar más opciones.

—¿Abordará otros problemas que afrontan los venezolanos en el Perú, más allá del tema migratorio?
Claro. Debemos estudiar otras iniciativas con el gobierno y ONG para lograr que los venezolanos puedan gozar de sus derechos como migrantes. Promover la incorporación de los niños al sistema escolar. El año pasado se sumaron 23 mil niños venezolanos a las escuelas públicas del Perú. Ahora serán más de 100 mil. Además, tenemos que impulsar la reinserción laboral de muchos venezolanos profesionales que están en la economía informal. Por el bien de ellos y de la economía peruana.

—¿Cómo prevé hacerlo, mientras su figura sea simbólica?
Ahora nuestro trabajo es crear las relaciones, que es lo que estamos haciendo, para abordar esos problemas. Es una prioridad que los venezolanos puedan tener una representación del gobierno legítimo de Venezuela que los apoye. Son temas delicados. Pero estoy seguro de que si hay una relación fluida con el Gobierno Peruano, podremos tratar de resolver. Tenemos limitaciones, pero, en mayor medida, vamos a apoyarnos en eso.

—¿Visualiza pronto la salida de Nicolás Maduro?
No. Es un proceso. Hay varias etapas. Pero todos los días pasa algo nuevo. Hay que confiar en la Asamblea Nacional, hay que confiar en el liderazgo de Juan Guaidó, dar un voto de confianza en las personas que están dando la lucha dentro y fuera del país.