(Foto: Laura Urbina)
(Foto: Laura Urbina)

Un testigo clave en la investigación del homicidio del ex consejero regional de Áncash Ezequiel Nolasco Campos recibe amenazas de muerte, según lo denunció Fiorella Nolasco, hija del ex opositor político del encarcelado ex gobernador César Álvarez.

Ella informó que esta persona, con código en reserva, es intimidada a través de llamadas telefónicas. Desconocidos le exigen que no se presente en el juicio oral que se realizará el próximo 29 de agosto en el penal Ancón I, de lo contrario, atentarán contra su vida y la de su familia.

La joven ha pedido a la Unidad Central de Atención y Asistencia a Víctimas y Testigos (Ucavit) del Ministerio Público, que se brinden y/o refuercen las medidas de seguridad para los testigos y sus familias. Refirió que a nueve días del juicio ellos estarían desprotegidos y vulnerables ante eventuales ataques de la organización criminal presuntamente encabezada por el ex gobernador regional de Áncash César Álvarez.

“A los responsables de Ucavit les pido que brinden la seguridad para los testigos en reserva y a los que están identificados, que se les den las facilidades para que puedan estar presentes en el juicio. Queremos que nuestras vidas no corran peligro”, manifestó a El Comercio.

Nolasco Campos fue asesinado el 14 de marzo del 2014, en Huacho, cuando estaba en un bar junto con su abogado, Marco Sánchez, y su chofer.

Según la hipótesis fiscal, Álvarez -quien hoy cumple prisión preventiva en el penal Piedras Gordas– planificó y ordenó el asesinato para evitar que Nolasco denunciara presuntos actos de corrupción en el Gobierno Regional de Áncash.

En este caso, César Álvarez, Luis Arroyo Rojas, Cristhian Cruzate Pereda, Rubén Moreno Olivo, Jhonny Saavedra Acosta, Jorge Luis Loloy Valencia y Juan Manuel Garay Obregón serán juzgados como coautores mediatos de la comisión de los delitos homicidio calificado y asociación ilícita para delinquir.

Mientras que otras 28 personas, entre ex funcionarios, obreros de construcción civil y periodistas, son procesadas por asociación ilícita para delinquir.

La Primera Fiscalía Superior Nacional Especializada contra la Criminalidad Organizada de Lima, Jorge Chávez Cotrina, ha pedido de 35 años de cárcel por homicidio calificado y asociación ilícita contra César Álvarez y los sicarios.

-Espera justicia-
La hija de Nolasco espera que los magistrados sentencien a los autores intelectuales y materiales del homicidio de su padre.

“Hay elementos contundentes de la fiscalía que señalan que el señor César Álvarez ordenó y pagó para que le quiten la vida a mi papá. Por eso les pido a los jueces que trabajen con transparencia, que valoren las pruebas y que demuestren que los que menos tienen también pueden encontrar justicia”, expresó Fiorela.

La Sala Penal Nacional A, integrada por los jueces René Martínez Castro, Jhonny Contreras Cuzcano y Edhinn Campos Barrenzuela, determinarán la inocencia o culpabilidad de los imputados.

El juicio se iniciará el martes 29 de agosto a las 3 p.m. en el penal Piedras Gordas.

TAGS RELACIONADOS