El Programa Nacional Cuna Más informó que personal especializado se encuentra en el centro de salud de Acora y en el Hospital Regional de Puno monitoreando la evolución del estado de salud de los niños y madres cuidadoras. (Foto referencial: Zenaida Condori)
El Programa Nacional Cuna Más informó que personal especializado se encuentra en el centro de salud de Acora y en el Hospital Regional de Puno monitoreando la evolución del estado de salud de los niños y madres cuidadoras. (Foto referencial: Zenaida Condori)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Un total de 23 niños y 12 adultos resultaron por consumir alimentos, posiblemente en mal estado, del Programa Nacional Cuna Más. El hecho ocurrió en la sede de esta dependencia estatal en el distrito de Acora, en . Cuna Más informó que los afectados se vienen recuperando satisfactoriamente y serán dados de alta en las próximas horas.

Los niños, que tienen de entre seis meses y tres años, fueron evacuados hacia el Centro de Salud de Acora tras presentar cuadros de fiebre, dolor abdominal, deposiciones líquidas y vómitos.

De este grupo, tres niños y cuatro madres cuidadoras fueron trasladados al Hospital Regional Manuel Núñez Butrón de la ciudad de Puno, al presentar complicaciones en su salud, informaron médicos del establecimiento de salud de Acora.

Los padres de familia señalaron que los niños comenzaron a mostrar los primeros síntomas luego de ingerir alimentos el mediodía de ayer. Según refirieron las madres cuidadoras, habrían preparado papa rellena con sangrecita.

“No hay una explicación exacta sobre las causas, posiblemente haya sido una preparación con alimentos guardados. Ese es un tema que los del Programa Cuna Más deberán aclarar más adelante”, dijo la médico familiar Victoria Escalante.

Los niños y adultos atendidos tuvieron que recibir medicamentos analgésicos, antipiréticos, antibióticos y antiespasmódicos, además de rehidratación por vía oral y en algunos casos por vía endovenosa.

Al respecto, Yelitza Linares Portilla, jefa de la Unidad Territorial Cuna Más Puno, dijo a El Comercio que el caso está en investigación y deberá determinarse las causas que originaron la intoxicación masiva.

“Por el momento no tenemos información exacta, recién estamos viajando hacía Acora para iniciar las investigaciones. Posteriormente emitiremos un comunicado oficial donde daremos a conocer los resultados de ese trabajo”, refirió Linares Portilla.

-Investigación y monitoreo-

A través de un comunicado, el Programa Nacional Cuna Más lamentó lo ocurrido con sus usuarios e informó que personal especializado, encabezado por su directora ejecutiva, Mónica Moreno Saavedra, se encuentra en el centro de salud de Acora y en el Hospital Regional de Puno monitoreando la evolución del estado de salud de los niños y madres cuidadoras, así como asegurando su atención y la cobertura médica a través del Seguro Integral de Salud.

Precisó, además, que son 14 los menores de edad y siete los adultos quienes están siendo evaluados en los mencionados establecimientos de salud.

Cuna Más añadió que las autoridades sanitarias competentes iniciaron hoy la inspección del servicio alimentario a fin de evaluar las condiciones higiénicas y de salubridad del centro alimentario que abastece a las tres cunas del distrito de Acora. “Al mismo tiempo, el Programa ha iniciado las investigaciones para determinar las causas e identificar a los responsables que ocasionaron este hecho", detalló.

También dispusieron la vigilancia sanitaria al servicio alimentario La Alborada, que abastece a las tres cunas del distrito de Acora. Dicha inspección, a cargo de la Dirección Regional de Salud de Puno, se realizó ayer concluyendo que este servicio no presenta incumplimientos en la evaluación sanitaria.

Síguenos en Twitter como


TAGS RELACIONADOS