El sobrino de Juan Rassmuss Echecopar, Manuel Gubbins Bovet, reveló que su tío aportó US$3’400,000 para la campaña presidencial de Keiko Fujimori el 2011. (Archivo El Comercio)
El sobrino de Juan Rassmuss Echecopar, Manuel Gubbins Bovet, reveló que su tío aportó US$3’400,000 para la campaña presidencial de Keiko Fujimori el 2011. (Archivo El Comercio)
Redacción EC

El sobrino del fallecido empresario peruano Juan Rassmuss Echecopar, Manuel Gubbins Bovet, acudió al Ministerio Público la semana pasada y declaró ante el fiscal José Domingo Pérez, integrante del equipo especial del caso Lava Jato, que su tío aportó US$3’400.000 para la campaña presidencial de del 2011.

En su testimonio, al que “Cuarto Poder” tuvo acceso, Gubbins reveló que Rassmuss también aportó para la campaña presidencial del 2016. Precisó que el monto aportado fue de US$1’465.000.

Esta información no se condice con el reporte presentado por Fuerza Popular (entonces Fuerza 2011) ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Si bien la agrupación política registró S/14’841.579 como contribuciones individuales para dicha campaña, la suma de los aportes reconocidos por los empresarios Dionisio Romero Paoletti (US$3,65 millones), Vito Rodríguez Rodríguez (US$200 mil) y el sobrino de Rassmuss llega a S/19’575.000 (según el tipo de cambio del 2011).

De manera que, el partido fujimorista no declaró el ingreso de S/4’733.421 por los aportes de solo tres empresarios que han reconocido el mismo.

En otro momento de su declaración, el empresario Manuel Gubbins Bovet reveló que su tío se reunió en varias oportunidades con la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, pese a haber declarado que no tenía nada que ver con el financiamiento de su campaña.

“Sí [se reunió con Keiko Fujimori] aproximadamente entre cuatro o cinco veces con los dos, unas dos veces en casa del señor Yoshiyama y por lo menos una vez en las instalaciones de la empresa Sudamericana de Fibras”, declaró.

En noviembre del 2018, el exsecretario general del partido fujimorista, Jaime Yoshiyama, aseguró que no fue la empresa Odebrecht la que aportó dinero a la campaña de Keiko Fujimori, sino el fallecido empresario Juan Rassmuss. Indicó, en ese sentido, que este le dio el dinero en efectivo en diferentes armadas y que el dinero aportado sumaba US$800 mil.