Expertos debaten el futuro de más de 3 mil manuscritos antiguos
Expertos debaten el futuro de más de 3 mil manuscritos antiguos
Redacción EC

Expertos de varios países se han reunido en  para debatir cómo preservar y, al mismo tiempo, explotar los míticos de la ciudad de , salvados de la destrucción de los yihadistas cuando ocuparon el norte del país africano en el 2012.

Se trata de casi 350 mil manuscritos que datan de los siglos XIII al XVII, cuando Tombuctú era una ciudad clave en el tráfico humano y de mercancías. Asimismo, fue periodo en el que la ciudad destacó por su concentración de eruditos, que escribían casi siempre en lengua árabe obras de religión, literatura, ciencias, leyes o matemáticas.

La extrema sequedad del clima en Tombuctú ha permitido una excepcional conservación de los documentos, encuadernados con piel de camello, pero su salida apresurada de la ciudad para salvarlos de la quema y su almacenamiento en Bamako, capital de Malí, ha hecho que en dos años los manuscritos hayan sufrido más que durante varios siglos.

Hombre no identificado en pleno trabajo de restauración de los manuscritos. (Foto: AP)

Hombre no identificado en pleno trabajo de restauración de los manuscritos. (Foto: AP)

Gracias a la salida "clandestina" de los manuscritos de su ciudad original, permitió gran parte de ellos, sin embargo, los yihadistas lograron quemar un aproximado de 4.200, según se puso de manifiesto en el congreso. Una pérdida "menor" comparada a la demolición de catorce mausoleos de Tombuctú, considerados lugar de adoración idólatra por este grupo fundamentalista religioso.

"Los crímenes contra la cultura, la quema de libros y de manuscritos son la huella visible de la peor de las agresiones contra la dignidad humana y los valores que nos unen", dijo Lazare Eloundou, representante para Malí de la Unesco.

"Por eso la Unesco está al lado del gobierno de Malí para ayudarle a movilizar a la comunidad internacional para reconstruir los mausoleos y salvaguardar los manuscritos", añadió Lazare.

Los distintos expertos están estudiando durante tres días el lugar idóneo para refugiar de manera definitiva estos manuscritos, pues no está claro que puedan regresar a Tombuctú, dada la extrema inestabilidad que vive toda la región del norte.

Algunos sugirieron la necesidad de un "marco jurídico" que proteja los documentos, mientras que otros señalaron que todos los manuscritos tienen un valor distinto, por lo tanto, se debe dar prioridad a los más importantes.

Fuente: EFE