Un hospital puede ser un lugar muy frío, especialmente para un niño que llega a tratarse. Y si es que el pequeño lucha contra una enfermedad como el cáncer que implica quedarse internado durante varios días lejos de su hogar, la situación se hace aún más difícil de afrontar.

Para subirle el ánimo a los pequeños pacientes del Hospital General Universitario de Alicante (España), los alumnos y profesores de la especialidad de Bellas Artes de la Universidad Miguel Hernández de Elche iniciaron el proyecto “Como en Casa”, el cual cambió para siempre el rostro del pabellón oncológico infantil.

Los artistas realizaron bocetos de las habitaciones incorporando en ella una buena dosis de alegría y creatividad: pinturas divertidas, llenas de color, con personajes que parecen salidos de la imaginación de un niño. El objetivo era hacer sentir a los pequeños “como en casa” y hacer que su estancia en el hospital sea mucho más agradable.

La primera fase del proyecto era acondicionar toda el área de Oncología Pediátrica, la cual fue inaugurada en el mes de julio. La segunda parte será transformar la sección de Cirugía Pediátrica utilizando ilustraciones hechas por los propios niños internados.

Conoce más de este proyecto y los bocetos de las habitaciones en esta galería.

 

TAGS RELACIONADOS