La jugó hoy su último amistoso antes del inicio del Mundial en Brasil. Con esta goleada (5-1) los dirigidos por Paulo Bento se despidieron de los fanáticos llegados a Nueva Jersey. Las miradas estuvieron puestas en , que había jugado su último partido el 24 de mayo en la final de Champions League con el Real Madrid.

Cristiano lideró al equipo en el primer tiempo y Portugal. Desde la banda izquierda preocupó siempre en las contras a velocidad a la defensa irlandesa. Hugo Alemida (2' y 37') y un gol en contra de Keogh fueron los tantos en contra antes del descanso.

En el segundo tiempo, Irlanda saldría a proponer más, pero siempre chocó ante la buena defensa portuguesa. A los 52', McClean anotó el gol del descuento. Después, Ronaldo jugaría trece minutos más antes de que Paulo Bento decidiera en no arriesgarlo más.

Con esto, el crack portugues desmostró estar en forma para el primera partido de la selección portuguesa en el Mundial ante Alemania el lunes próximo.