Redacción EC

Dos situaciones muy cuestionables se vieron hoy en el amistoso entre  y jugado en Londres. El portero Eustin Ejide y el defensor Egwuekwe convirtieron dos autogoles por los cuales en la FIFA se sospecha de un amaño del partido.

Cuando el partido iba 1-0 a favor de , el portero nigeriano Ejide salió a cortar un balón aéreo. Controló el balón con las manos, pero en un movimiento lanzó la pelota dentro de su arco. El árbitro anuló el tanto, al parecer por que vio una falta en contra del portero.


Luego las sosprechas crecieron porque el defensa Egwuekwe anotó otro autogol, esta vez para el 2-1 en favor de Escocia. Al querer rechazar un centro, la introdujo en su portería.

Ante eso, la Agencia Nacional del Crimen Británica (NCA) se puso en contacto con la FIFA para investigar un posible amaño del partido, según informa el diario "Daily telegraph".

La coparte el grupo en el mundial con Argentina, Irán y Bosnia-Herzegovina.