El llamado “entrenamiento invisible, del que forman parte el descanso, la alimentación e hidratación, son cruciales para contrarrestar lesiones.
El llamado “entrenamiento invisible, del que forman parte el descanso, la alimentación e hidratación, son cruciales para contrarrestar lesiones.

Un estudio de , avalado por la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED), señala que nueve de cada diez runners no toma las medidas mínimas necesarias para realizar este deporte.

También señala que: seis de cada diez (61,8%) corredores han sufrido problemas de salud corriendo. De estos, el 38% padeció de alguna lesión muscular, el 11,9% facturas y esguinces, entre otras alteraciones.

Por ello, es importante que si practicas el , sigas los siguientes consejos básicos, brindados por los expertos, que te ayudarán a no poner en riesgo tu salud.

1. Elegir el calzado adecuado
Es una regla básica de todo runner. Debes saber si tienes pisada neutra, pronadora o supinadora; así como las zapatillas que se adapten a tu peso.

3. Trabajar la fuerza
“Es importante que todos los corredores incluyan en su plan un entrenamiento de fuerza específico para fortalecer los estabilizadores de cadera y la musculatura de la zona media, debido a que un core fuerte reduce la aparición de lesiones”, nos comenta Ruver Rubio, coach de resistencia y fuerza en Vanna Coach.

4. Respetar los días de descanso
Es muy común que los corredores que se inician en el running quieran sumar muchos en el menor tiempo posible, lo cual conlleva al riesgo de contraer alguna lesión. Por ello, es muy importante el descanso, que forma parte del entrenamiento invisible, el cual ayuda a mejorar la performance. Además, hay que dormir de 7 a 9 horas diarias.

7. Sigue un plan a tu medida
“Se recomienda que las cargas de entrenamiento sean las más adecuadas para la de cada persona”, apunta Gilardi. Hay que tener en cuenta que este factor no es igual para todos y puede variar según los objetivos de cada quien, así como la edad, el sexo, entre otros.

8. Estirar al concluir
“Es muy importante estirar siempre al finalizar el para aliviar la tensión de los músculos y volver paulatinamente a la calma; por ello hay que evitar que sean de alto impacto”, recomienda Rubio.

El Dato
Al correr se ponen en actividad más de doscientos músculos, y numerosos huesos y articulaciones.

TAGS RELACIONADOS