.
.

Francessca Huané

Siempre le gustó el deporte, por eso de chico jugaba fútbol. Raúl Pacheco es del distrito de Chilca en Huancayo. Empezó a correr a los 18 años, cuando su tío lo animó a participar en una de 5K que su distrito había organizado. El premio era de 200 soles y esa fue razón suficiente, en un inicio, para poner en marcha su breve entrenamiento. “Mi familia tenía bajos recursos, por eso quise correr y gané, relata.

En ese momento Pacheco se dio cuenta que tenía el físico y la motivación para hacer de este deporte algo profesional. Poco a poco fue destacando en su ciudad con pruebas de 1,500 metros, 5K y 10K, hasta que llegó a los grandes eventos internacionales. “En estas competencias se juntan de diferentes países. Si uno va ahí se pueden hacer marcas. Y solo así se pueden obtener medallas y llegar a campeonatos olímpicos”, dice el atleta.

RETOS OLÍMPICOS
En el año 2012 clasificó a su primera olimpiada como maratonista quedando en el puesto 21. Esta experiencia le sirvió como una preparación para lo que sería su participación en Río 2016. “En el 2012 Rodolfo Gómez -su entrenador- nos cambio, la mentalidad, la manera de trabajo. Si uno quiere ganar tiene que arriesgarse”.

Arriesgarse en este deporte significa animarse a ir siempre adelante, dar lo máximo de cada uno y procurar estar con el pelotón. “Desde ese momento en cada competencia que yo asistía iba adelante. Con esa mentalidad, en el 2014 logro ganar por primera vez una : La maratón de la Ciudad de México. Siguió mejorando y en el 2015 ganó una medalla de plata en los Juegos Panamericanos y en Rotterdam establece un nuevo récord nacional.

Para Raul Pacheco todo es cuestión de apoyo. “Todo se puede lograr siempre y exista apoyo. Solo nos faltan 8 kilómetros para ganar una maratón y eso se consigue con un trabajo de 3 o 4 años”.

TAGS RELACIONADOS