Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Día 1

Oleoducto: Perú-Petro propone que el petróleo de la selva norte salga por Ecuador

Agencia estatal plantea solución frente a los continuos sabotajes en el Oleoducto Norperuano. La meta es reactivar la actividad petrolera en la selva norte para que el país pueda producir 100 mil barriles/día de crudo al 2023

Oleoducto Norperuano

Los sistemas de transporte de hidrocarburos de la selva norte y selva central se han registrado 45 actos de sabotaje entre 2011 y 2018, señaló el SNMPE. (Foto: Andina)

El 2019 no ofrece luces de ser el punto de inflexión que todos esperaban en el sector petrolero. Por el contrario, el año arrancó con el Oleoducto Norperuano (ONP) paralizado por un nuevo sabotaje, y continuó con la captura de instalaciones estratégicas (las estaciones 1 y 5) por parte de nativos ansiosos de llamar la atención del Gobierno.

Como resultado, la producción nacional de petróleo ha caído a su nivel más bajo en cinco décadas: 37.000 barriles por día (bpd), una merma de 10 mil bpd respecto al promedio de meses previos, según cifras de Perú-Petro.

► Autoridades de Loreto solicitan declarar en emergencia la actividad petrolera
► SNMPE: Se pierden 10 mil barriles diarios de petróleo por inoperatividad de oleoducto norperuano
► Economía de Loreto cerrará el 2018 en negativo por derrame de Oleoducto

EL FACTOR ECUADOR
La agencia de hidrocarburos tiene bastante claro que la detención del oleoducto es la principal barrera que empaña su optimista proyección de alcanzar los 100 mil barriles por día (pbd) de producción de petróleo al 2023.

“¿Llegar a esos 100 mil bpd sin oleoducto? Simplemente, no hay forma”, destaca Eris Gabriel, gerente técnico de Perú-Petro.

Por esta razón, ha ideado varias soluciones para reactivar la actividad petrolera y reducir las importaciones de crudo y derivados, que no generan inversiones, empleo ni impuestos para el país.

Una de ellas es la evacuación de la la producción de los lotes de la selva norte a través de Ecuador, empleando el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) del país norteño.

Seferino Yesquén, presidente de Perú-Petro, asegura que la iniciativa cuenta con el respaldo de varias empresas petroleras, particularmente Perenco y Geopark.

¿En qué consiste este plan?

EL CRUDO VOLVERÁ AL PERÚ
“Lo primero que debemos aclarar es que no vamos a desalentar la utilización del ONP. Por el contrario, proponemos una alternativa para que los operadores de la selva norte evacúen su producción cada vez que la infraestructura peruana se encuentre inoperativa”, explica Yesquen.

Aclara que esta iniciativa no afectará el suministro de crudo pesado para la nueva refinería de Talara, debido a que la producción de los lotes peruanos seguirá vendiéndose a Petro-Perú.

Ricardo Barrios, gerente legal de Perú-Petro, es tajante al respecto.
“El plan B consiste en transportar el crudo peruano por el OCP hacia puerto Esmeraldas para su venta a la refinería de Talara. Ese crudo debe regresar al Perú, y los productores de la selva norte están todos de acuerdo, porque lo que necesitan es evacuar su producción”, asevera.

Explica que esta meta será garantizada por un compromiso que firmarán las empresas petroleras para “vender su producción a Petro-Perú”.

La agencia de hidrocarburos sostiene que el plan B no solo es rentable para los operadores petroleros (la tarifa de transporte en el OCP es más baja que la del ONP), sino “necesario” para solucionar los problemas generados por los derrames en el ONP.
Pero, ¿qué opinan los especialistas petroleros?

¿PRINCIPIO DE AUTORIDAD?
Carlos Gonzales, gerente general de Enerconsult, advierte que el plan de Perú-Petro pone en riesgo la cadena del usptream de hidrocarburos en el Perú, con el agravante que se funda en supuestos errados.

Uno es que el operador petrolero estará obligado a devolver el crudo una vez transportado a territorio ecuatoriano. En su opinión, eso no sucederá porque al contratista le asiste el derecho de disponer libremente del crudo, conforme al Art. 39 de la Ley Orgánica.

Acota, sin embargo, que “aun cuando se comprometiera a devolverlo al Perú”, Petro-Perú preferirá no adquirirlo, pues le será más barato comprar el crudo producido directamente en Ecuador.

“Este no es un Plan B. Es un Plan Z que se ha saltado las letras B, C, D y todas las demás”, indica.

En opinión de varios especialistas consultados por Día1, la primera solución consiste en imponer el principio de autoridad, para detener los sabotajes en el ONP y encarcelar a los responsables.

“Si se opta por sacar el crudo peruano por Ecuador, se claudicaría el derecho de operar el ONP por incapacidad del Estado en dar seguridad a un activo crítico”, advierte un ex presidente de Petro-Perú que quiso mantener su nombre en reserva.

GESTIONES EN ECUADOR
Día1 se comunicó con la estatal petrolera para conocer su opinión sobre el plan de Perú-Petro, pero no obtuvo respuesta.
También nos comunicamos con Víctor Sanz, director de la agencia de hidrocarburos, con el objetivo de sondear las expectativas del directorio, pero nos señaló que éste “no está enterado de los planes de la presidencia”.

Trascendió que dicha omisión estaría relacionada con un veto previo, interpuesto por el directorio (tres de cuatro directores) a la iniciativa de contratar un estudio de cuencas hidrocarburíferas, propuesto por la presidencia como urgente.

Perú-Petro señala, sin embargo, que defenderá esta iniciativa, lo mismo que otras para reactivar la actividad petrolera en la selva.

En lo que respecta al plan B para el oleoducto, Barrios indica que sería puesta sobre la mesa en Quito en marzo próximo, a fin de que pueda suscribirse en octubre, durante el XIII Gabinete Binacional Perú-Ecuador.

Tags Relacionados:

Oleoducto Norperuano

Perú-Petro

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada