El domingo 1 de marzo, antes del amanecer, el adolescente raptó a la pequeña Camila en el asentamiento humano Bellavista II, en Independencia. (Captura de TV)
El domingo 1 de marzo, antes del amanecer, el adolescente raptó a la pequeña Camila en el asentamiento humano Bellavista II, en Independencia. (Captura de TV)

El adolescente de 15 años que raptó, ultrajó y asesinó a la niña Camila el domingo pasado en el distrito de Independencia fue llevado anoche desde la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) al Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima (conocido como Maranguita). En ese establecimiento, el menor recibió una feroz golpiza por parte de un grupo de internos que le increparon por su brutal crimen.

El Poder Judicial había ordenado para él retención preliminar en una sede policial por un plazo de 72 horas desde el miércoles último. Ese día el adolescente fue capturado por agentes de la División de Homicidios de la Dirincri en las inmediaciones del Mercado de Frutas, en La Victoria, donde había estado trabajando como estibador y ocultándose tras el asesinato de la pequeña Camila.

Luego de ser atacado en el centro juvenil, el adolescente tuvo que ser derivado al médico legista, donde el personal a cargo examinó las lesiones que sufrió en distintas partes del cuerpo. Tras ello rindió su manifestación policial.

En tanto, trascendió que la familia del papá de Camila solicitaría formalmente la custodia de la hermana menor de la niña asesinada. El sábado 29 de febrero, Camila, de 4 años, y su hermanita, de dos años, fueron dejadas por su madre, Mirella Huamán, al cuidado de una prima, de 9 años, en su casa del asentamiento humano Bellavista II, en Independencia. Tras ellos, Mirella acudió a una yunsa que se realizaba en una losa deportiva del referido sector.

El menor raptó a Camila aproximadamente a las 5:45 a.m. del domingo 1 de marzo, cuando la niña con su hermanita y su prima habían salido a comprar solas en una bodega debido a que Mirella Huamán aún no regresaba.

TAGS RELACIONADOS