Durante su traslado al juzgado, Augusto Ramírez negó haber participado en el ataque a Arístides Vargas y aseguró que no es un asesino. (Pedro Pacheco/GEC)
Durante su traslado al juzgado, Augusto Ramírez negó haber participado en el ataque a Arístides Vargas y aseguró que no es un asesino. (Pedro Pacheco/GEC)

El Poder Judicial dictó nueve meses de prisión preventiva para Augusto Ramírez Gudiel, director del colegio San Isidro, en Chosica, quien es acusado de pretender sacrificar, con el apoyo de dos sujetos, a un profesor, identificado como Arístides Varas Paredes, durante un ritual en el interior del centro educativo.

El Primer Juzgado de Turno Permanente acogió el pedido de la Primera Fiscalía Provincial Penal de Chosica, quien acusó a Ramírez del presunto delito de homicidio simple en grado de tentativa.

Durante su traslado al juzgado, Augusto Ramírez negó haber participado en el ataque a Arístides Vargas y aseguró que no es un asesino. Ante la magistrada María Elena Morocho Mori afirmó que los chamanes, identificados como José Luis Sono Saavedra y Kevin Daniel Sono Rojas, golpearon al profesor para cometer un robo en el colegio. Estos dos últimos están con paradero desconocido.

Alexandra Varas, hija de Arístides Varas, se mostró conforme con la orden de prisión preventiva contra Ramírez Gudiel y pidió a las personas que hayan pasado por una situación similar a la que sufrió su padre a que denuncien el hecho ante las autoridades para que el caso no quede impune.

-El caso-
De acuerdo a la versión que dio el docente a sus familiares, él llegó al colegio tras ser llamado con engaños por Ramírez. Una vez en el interior, fue atacado por dos sujetos. Uno de ellos lo golpeó en la cabeza con una herramienta, mientras que el otro intentaba amarrarlo de pies y manos con una cinta de embalaje.

Arístides Varas tuvo que hacerse el desmayado para poder escapar por los techos del colegio, desde donde pidió ayuda a los vecinos. Estaba con el torso desnudo y con el rostro ensangrentado.

Fue auxiliado por los bomberos y trasladado al hospital de Chosica. En un video, él señaló que si no escapaba estaría muerto. Su hija, Nancy Varas, señaló que los sujetos iban a utilizar a su progenitor como "ofrenda" durante el ritual.

Aristides Varas,Chosica,Poder Judicial,Augusto Ramírez Gudiel,