Patrulleros para la PNP: las 6 claves de la polémica compra
Patrulleros para la PNP: las 6 claves de la polémica compra
Martín Acosta González

En medio del fuego cruzado entre el contralor de la República, Édgar Alarcón, y el titular de Ministerio del Interior (), José Luis Pérez Guadalupe, hay 200 que llegaron a Lima el pasado 18 de junio como parte del primer lote de un total de 2.108 vehículos adquiridos por la Policía por un monto total de 82 millones de dólares. Sin embargo, el humo de los ataques ha nublado lo verdaderamente importante. ¿Los patrulleros están preparados para brindar un patrullaje efectivo en las pistas de nuestro país?

1. NO SON PATRULLEROS
Uno de los principales cuestionamientos de la Contraloría gira en torno a que estos vehículos no son patrulleros diseñados de fábrica, sino camionetas de la marca Ssangyong convertidas en patrulleros a través de ensambles. “Lo que ha hecho esta empresa (compañía Daewoo International) es juntar varios proveedores de insumos para ensamblar estos patrulleros. Hay una serie de empresas que han intervenido”, señaló Alarcón.

Sobre ello, la Policía informó que las camionetas responden a los requerimientos técnicos de la Policía. “Eso es lo que se ha pedido y lo que ha traído el proveedor coreano”, afirmó el Mininter en un comunicado. En esta compra “se requirieron camionetas 4x4 reforzadas con un chasis más sólido y fuerte, caja automática y suspensión reforzada para responder mejor a la geografía de nuestro país”. 

2. VIDA ÚTIL
Los informes de Contraloría señalan que estos tendrían una vida útil no mayor a los tres años, debido a las condiciones de las carreteras de la selva y la sierra. Dada la inversión hecha por el Estado, según expertos en seguridad, la vida útil de los patrulleros debería de ser de 5 años.

El ex director de La PNP, Eduardo Pérez Rocha, señaló que lo normal hubiera sido continuar con la compra de las camionetas Hyundai Santa Fe de las que ya se conocía el funcionamiento.

El ministro José Luis Pérez Guadalupe, por su parte añadió que los vehículos adquiridos son incluso mejores que los comprados por su sector el año 2012. “Este carro tiene una estructura mucho más sólida, a diferencia del anterior. El mayor problema en los talleres eran el freno y los embragues. Estos son automáticos. Se le han puesto mica de seguridad antiimpacto a las dos puertas delanteras, que no tenían, y todos los patrulleros vienen con lectores biométricos de placas y se ha mejorado la computadora”.

3. MANTENIMIENTO Y GARANTÍA
Este es un punto clave para Contraloría pues ha señalado que en el convenio firmado entre el Estado Peruano, la Agencia de Inversión y Comercio de Corea del Sur-Kotra y la compañía Daewoo International, el Ministerio del Interior asumiría las garantías de mantenimiento. “¿Tenemos condiciones para brindar este mantenimiento? ¿Por qué los concesionarios en el Perú no dan ese mantenimiento? Es algo que se debe revisar”, dijo Alarcón. Actualmente la Policía Nacional solo tiene tres talleres de mantenimiento en Lima y algunos presentan deficiencias.

Al respecto, el Ministerio del Interior informó que los vehículos cuentan con una garantía extendida de 5 años o 150 mil kilómetros. Además de equipamiento básico de repuestos para los primeros 120 mil kilómetros. Según dijo Wilfredo Pedraza, ex ministro del Interior y hoy asesor de esta cartera,  luego de ello se hará una licitación para que la empresa que fabricó los vehículos se encargue de las reparaciones. Aunque eso tendrá un costo aparte.

Pedraza también dijo que en 30 días se instalarán 9 talleres en todo el país para brindar soporte a los patrulleros. El Mininter agregó que se ha previsto que el proveedor coreano implemente los talleres policiales con insumos, repuestos y herramientas básicas para garantizar un mantenimiento preventivo de hasta 150 mil kilómetros por patrullero. Además de ello, cada uno de los fabricantes de los equipos electrónicos y telemáticos brindará la garantía directamente a la PNP en caso de ser necesario y de acuerdo a lo especificado en el contrato.

4. CONSUMO Y RENDIMIENTO
Otro cuestionamiento de la Contraloría radica en el motor de las camionetas. Un vehículo gasolinero 3.2 de seis cilindros, como este, requiere combustible de alto octanaje (95 mínimo). Según los expertos en seguridad este tipo de gasolina no está disponible en todas las zonas del Perú.

El ex ministro del Interior, Fernando Rospigliosi, hizo foco en el alto consumo. “Tienen un motor inmenso, tres mil 200 centímetros cúbicos que consume una cantidad enorme de gasolina. Dos mil patrulleros consumiendo muchísima gasolina cada día, si es que cumplen su labor. La cantidad de gasolina que va a consumir va a aumentar el presupuesto y los gastos de la Policía de una manera monstruosa”, dijo.

Ante ello, el Mininter señaló que el que la gasolina de 95 octanos es el combustible más usado a nivel nacional pues las otras, de menor octanaje, se están dejando de utilizar por cuestiones medio-ambientales. “Petroperú, que es la empresa que nos suministra el combustible, nos ha garantizado que en las zonas donde nosotros destinemos estos patrulleros va a proveer ese tipo de gasolina; además, estos vehículos tienen una gran capacidad de almacenaje para viajar a zonas alejadas y volver a su punto de abastecimiento”, afirmó el general PNP Nicolás Cayo Noriega, director Ejecutivo de administración de la Policía.

5. BLINDAJE Y SEGURIDAD
Los últimos episodios de violencia por parte de la delincuencia dejan en claro que los hampones utilizan cada vez armas más potentes, incluso en muchos casos, municiones de guerra. Por ello es imprescindible que los patrulleros cuenten con la adecuada protección.

La contraloría en su informe afirma que las ventanas del piloto y copiloto no están blindadas. No son antibalas sino solo láminas kevlar. Ese mismo material también es utilizado en las puertas laterales.

La réplica del general Cayo ante este cuestionamiento detalla que las camionetas “cuentan con blindaje para disparos de armas cortas, avalado por la certificación internacional NIJ, que es la más prestigiosa a nivel mundial, se encuentra tanto en las puertas delanteras como en el parabrisas de dichos vehículos”. 

6. CONTRATO
La policía ha señalado que el contrato fue de gobierno a gobierno y que hay comunicación directa con el gobierno coreano. Agrega la PNP que antes del embarque de los nuevos vehículos rumbo al Perú, una comisión técnica de la Policía viajó a Corea para participar personalmente de las pruebas de balística en un laboratorio certificado de ese país. 

El proceso de compra duró más de un año y que tras evaluar que en el mercado local ninguna empresa podía proveer el vehículo y los componentes que se requerían de manera integral, el comité técnico determinó la conveniencia de adquirir los vehículos en el extranjero. El contrato también estipula la donación de 50 camionetas por la compra de 2018 patrulleros.

TAGS RELACIONADOS