Juan Pablo León Almenara

Periodista

juan.leon@comercio.com.pe

Se llamaba Ronald Poma Maximiliano y tenía 33 años. Tomó un taxi la mañana del 19 de octubre del 2014 y este vehículo fue impactado y arrastrado por un auto rojo más de 50 metros, a la altura de la cuadra 18 de la avenida Angamos, en Surquillo.

Las cámaras de seguridad del distrito muestran a Ronald bajo el chasis del taxi station wagon blanco, después a un grupo de personas levantando en peso el vehículo para sacarlo, y a los pocos minutos, al herido poniéndose de pie tambaleando y limpiándose la sangre.

Nadie sospechaba que la hemorragia cerebral complicaría su situación. Agonizó durante un día en el hospital y murió de un paro cardíaco.

Ese día, la madre de Ronald, Dionicia Maximiliano, inició una ardua lucha por encontrar justicia. Acudió al Programa de Defensa Municipal de Víctimas de Accidentes de Tránsito, una oficina de protección social instalada en la comuna de Lima, que le asignó un abogado que hasta hoy trabaja en el caso.

Dionicia perdió a su hijo en un accidente. La defensoría municipal logró una sentencia y aún busca una condena mayor para el responsable. (Nancy Chapell / El Comercio)

Este despacho fue habilitado en el 2012 para dar atención gratuita a los ciudadanos más vulnerables de los accidentes en las calles: víctimas con lesiones graves o fallecidos, y a los familiares de estos, en cualquiera de los 43 distritos de la capital.

–Resultados–

Pese a que el conductor del auto rojo que chocó y causó la muerte de Ronald fue sentenciado por el delito contra la vida y homicidio culposo a tres años de prisión suspendida, para la madre de la víctima, esta defensoría municipal sigue jugando un papel clave por la cantidad de indicios y pruebas con las que se podría conseguir una condena mayor.

“El auto rojo era conducido por Pedro Valdivia Montoya, un joven de 29 años que viajaba junto a una mujer. Él declaró que esa mañana ambos se dirigían al gimnasio, pero los videos de seguridad que obtuvimos muestran que la mujer estaba con un vestido de fiesta y no con ropa deportiva. Los movimientos de la tarjeta de Pedro Valdivia, además, muestran gastos en la discoteca Gótica por hasta 400 soles de la noche anterior”, dice el asesor legal de la municipalidad que lleva el caso, Ronald Ylatoma, quien ya presentó una apelación y confía en que los nuevos jueces aceptarán el pedido de 8 años de prisión que solicitó la fiscalía.

[Actualización 13/08/2018]:
Mediante carta notarial de fecha 27 de julio de 2018, el señor Pedro Narciso Valdivia Montoya adjuntó a este Diario copia de la Resolución No. 286, emitida por la Cuarta Sala Penal para Procesos para Reos Libres el 29 de marzo de 2017.
De acuerdo a lo indicado en la referida copia, Pedro Narciso Valdivia Montoya fue absuelto del cargo por el delito de omisión de socorro y exposición de personas al peligro. Sin embargo, Valdivia Montoya fue condenado a tres años de prisión suspendida por el delito de homicidio culposo y lesiones culposas graves en agravio de Ronald Poma Maximiliano y Russel Palomino Huaringa.


“Nosotros nos quedamos asesorando a las víctimas o a sus familiares aun después de emitida la sentencia. La asesoría legal gratuita funciona hasta las últimas instancias”, añade Martha Castañeda Párraga, defensora municipal.

–Resultados–

Hasta hoy, este programa de defensa de víctimas de accidentes de tránsito ha logrado agilizar el cobro de 33 indemnizaciones derivadas del SOAT, y ha dado defensa legal en 231 casos. Sin embargo, solo el 10% de víctimas de accidentes de tránsito en Lima acuden a esta oficina, debido a la falta de difusión del programa. Según el INEI, cada año en Lima hay cerca de 50.000 accidentes de tránsito no fatales y un promedio de 500 accidentes con al menos una persona fallecida.

Cualquier víctima (peatón o pasajero) de un accidente de tránsito o familiar que requiera atención legal y social de la defensoría municipal debe llamar al 0-800-14191 o acercarse a la Municipalidad de Lima tras el accidente.