La cantidad de pacientes fallecidos aumentó este viernes. (Foto: Reuters)
La cantidad de pacientes fallecidos aumentó este viernes. (Foto: Reuters)
Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las cifras de la pandemia han estado en debate desde que se registró el primer caso en el Perú, en marzo del 2020. Sin embargo, el indicador más confiable siempre ha sido el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef), que registra las muertes por toda causa en el país y que evidencia el . A la fecha, esta plataforma reporta un total de 91.320 fallecimientos a causa del virus.

MIRA: Essalud: ¿cuáles son los distritos de Lima y Callao que más preocupan por el aumento de casos de COVID-19?

Según el Sinadef, la jurisdicción con la mayor cantidad de víctimas por la pandemia es Lima Metropolitana con 39.335 (43,1% del total). Le siguen las regiones Piura con 5.808 (6,4%), Callao con 4.990 (5,5%), La Libertad con 4.426 (4,8%), Arequipa con 4.294 (4,7%), Ica con 3.696 (4,1%), Lambayeque con 3.545 (3,9%), y Lima Provincias con 3.218 (3,5%).

No obstante, el total de fallecidos que muestra el Sinadef dista –en más del doble (120%)– del reporte oficial del Ministerio de Salud (Minsa), que contabiliza 41.354 muertos por la pandemia. Tampoco coincide con , que suman 57.069 víctimas. Estos desfases tienen que ver, según expertos, con los diferentes criterios para asentar cada fallecimiento, así como con el subregistro.

Este es el reporte emitido por el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Minsa al 1 de febrero del 2021. (Fuente: CDC)
Este es el reporte emitido por el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Minsa al 1 de febrero del 2021. (Fuente: CDC)

Desfase y reportes

En los últimos meses, el Ejecutivo ha confirmado que no hay un criterio único para elaborar los reportes. Por ejemplo, en julio pasado la ministra Pilar Mazzetti admitió que los reportes de cada región que los proporcionados de manera centralizada por el Minsa. Según dijo, los datos de las Diresa eran “muy simples y se hacen en sistemas informáticos muy sencillos que jalan toda la información”. En diciembre ensayó una nueva explicación: las diferencias entre las cifras del sector y de las regiones se daban porque las segundas sí contaban a los asintomáticos; mientras que el ministerio, no.

MIRA: COVAX Facility entregará a Perú 1,7 millones de vacunas de AstraZeneca y Pfizer

Sobre los números del Sinadef, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, indicó en agosto que el desfase en la cantidad de fallecidos se debía a que este sistema informático –adscrito también al Minsa– manejaba un sistema de contabilización diferente. “En el Sinadef, si se tiene un fallecido por neumonía se considera sospechoso por COVID-19. Una persona que fallece debido a un infarto también, porque en este contexto no se pueden hacer las autopsias respectivas. Cuando las personas fallecen en estos casos sin un diagnóstico definido, también se categoriza como sospechoso de COVID-19”, .

Ayer, Mazzetti reiteró que el Sinadef “nos permite ver” a los fallecidos con una prueba confirmada, a los que tuvieron sospecha por cuadro clínico y al total de víctimas por la pandemia. Añadió: “Tenemos varias plataformas y todas están informatizadas. La información nos llega en la medida que se va produciendo”.

En la última semana, el Sinadef ha reportado más de 900 defunciones al día por causas no violentas, lo que representa un exceso de al menos 600 víctimas diarias respecto a años anteriores (antes de la pandemia fallecían unas 320 personas cada día, ). Con los números actuales, el país está a punto de superar el pico máximo registrado durante la pandemia: 1.063 (3 de agosto).

Asimismo, en su reporte al 1 de febrero el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Minsa informó que había un exceso de fallecidos en 103 de las 196 provincias del Perú, es decir, en más de la mitad de estas jurisdicciones.

Subregistro imparable

Patrick Wieghardt, biólogo computacional y miembro de , explicó a El Comercio que se estima –según cálculos con datos abiertos del Gobierno– que el subregistro de fallecidos en el país asciende a 101.600 desde el inicio de la pandemia. Este número representa tanto a las personas que perdieron la vida por el coronavirus, como a aquellas que no lograron atenderse a tiempo por otras causas debido al colapso del sistema de salud pública.

MIRA: Surco, Pueblo Libre y Bellavista superan las cifras semanales de casos COVID-19 que registraron en la primera ola

Es decir, es un cálculo de las muertes directas e indirectas del COVID-19. “El mejor indicador de la progresión de una pandemia es la cifra de muertos. Sabemos que, en promedio, desde la infección hasta la muerte transcurren tres semanas. Entonces, si hoy murieron 100 personas, probablemente 20.000 se infectaron hace tres semanas si actualmente fallecería el 0,5% de los infectados”, afirmó.

Para Wieghardt, el número de fallecidos por el virus que el Minsa debe oficializar es el que : 91.320. Y agregó: “El desfase es tan grande a la fecha, que el Estado no puede seguir con el discurso de que una persona que falleció por un infarto pero con diagnóstico de COVID-19, por ejemplo, no puede ser contabilizado como una muerte oficial o confirmada de la pandemia. Esa defunción no está dentro de los 320 que solían morir en el Perú prepandemia cada día, sino en un exceso determinado por el impacto del coronavirus”.