(Imagen: Latina)

Este domingo miles de personas dieron el último adiós a , la joven de 22 años que murió tras ser atacada con fuego por Carlos Hualpa Vacas (38) en un bus de transporte público, en Miraflores.

Pero aquella noche no solo Ágreda resultó herida. Otras diez personas que estaban en el bus resultaron afectadas entre ellas Karín Enríquez Alvarado, quien permanece internada en el Hospital Militar.

Enríquez Alvarado presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el brazo derecho, en la pierna, el rostro y la espalda. “Yo ahorita estoy en la etapa de regeneración de la piel, con rehidratación para que baje la temperatura de mi brazo”, indicó en informe de '90 Segundos'.

En medio de esta difícil situación, la víctima de Hualpa comentó que hasta la fecha no se ha podido pagar el tratamiento con el seguro (SOAT) de la empresa pues no cubre este tipo de emergencias. Además, indicó que hay retrasos en la asesoría legal del Ministerio de la Mujer para denunciar a Carlos Hualpa.

TAGS RELACIONADOS