¿Por qué Trump ganó la presidencia de EE.UU.? [ANÁLISIS]
¿Por qué Trump ganó la presidencia de EE.UU.? [ANÁLISIS]
Yerson Collave García

Periodista de ciencia y salud

yersoncollave@gmail.com

Sin experiencia política y sin el apoyo de su partido, se convirtió en el presidente electo de y dejó atrás a la demócrata Hillary Clinton, que tenía, según los sondeos, la elección prácticamente ganada.

Entonces, ¿por qué si las últimas encuestas daban una ventaja de hasta 5 puntos a Clinton, el multimillonario republicano se impuso en los comicios?

consultó con dos especialistas los motivos que hicieron que Trump se convierta en el próximo mandatario de la primera economía mundial

--- Voto antisistema ---

Como se esperaba, Donald Trump recibió el respaldo de una gran cantidad de hombres blancos de clase trabajadora, que le permitieron ganar en varios estados claves, según señalan los resultados electorales. Para Juan Velit, miembro de Instituto de Estudios Internacionales de la PUCP, estas personas acudieron a votar por la promesa de Trump de volver a “hacer grande a EE.UU. nuevamente, es decir, volvamos a tener las condiciones de vida que hemos tenido hace 30 años”.

“Sus expectativas no habían sido colmadas y se sentían olvidados, sentían que sus condiciones de vida no estaban mejorando mientras el gobierno [de Obama] gastaba dinero en las minorías, migrantes, etc.”, apunta Velit.

El internacionalista Carlos Novoa coincide en este punto. Asegura que para ellos “se había estancado los ingresos y había disminuido el consumo” y que por ello buscaba un cambio que, en esta elección, representaba Trump porque la clase política lo rechazaba.

Este grupo, señalan ambos especialistas, no confía en que los políticos tradicionales puedan realizar los cambios que ellos piden. Además, al ser Trump un empresario, las personas percibían que él no demoraría en tomar decisiones, ya que se mostraba como una persona “práctica”.

“[Donald Trump] representa el voto de un electorado cansado de la política tradicional y que necesitaba una figura nueva que le ofreciera algún tipo de esperanza y Trump apuntó al voto blanco de clase baja que de alguna manera han estado olvidados por lo que podríamos considerar lo políticamente correcto”, detalla Novoa.

“La población norteamericana, como gran parte de la población occidental, ya se cansó de la política actual, del establishment. Ahora estamos viviendo la última etapa de esta forma de hacer política”, agrega Velit.

Por ello cobra sentido por qué una de las ideas que el magnate repitió durante su campaña fue “traer los empleos de nuevo a América”. Con esto se refería a las grandes empresas estadounidenses que abrieron sedes en otros países como China para disminuir gastos de producción debido al bajo costo de la mano de obra.

“Lo que Trump no les decía es qué ahora hay menos empleo, que ahora pagan menos porque los empresarios norteamericanos se han llevado sus fábricas a China a Tailandia a Vietnam a México, Brasil, que son los que fabrican gran parte del material industrial que EE.UU. necesita y que antes se fabricaba en ese país”, Indica Velit.

En total, los blancos representan más del 70% de los electores hábiles en EE.UU. Los latinos solo el 12%. Por ello, los especialistas coincidían en que Trump apuntaba al voto blanco de clase baja y media baja para ganar y que por ello se arriesgaba a lanzar propuestas poco populares para este grupo.

 
 
TE PUEDE INTERESAR...
Trump, elegido presidente de EE.UU. ante la sorpresa del mundo
 
LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO