Debate: ¿Debería el serenazgo portar armas no letales?
Debate: ¿Debería el serenazgo portar armas no letales?

A FAVOR

Serenos ante el crimen

- Roberto Gómez Baca -

Alcalde de Surco

En las últimas semanas nos han preguntado muchas veces si estamos a favor del uso de armas no letales, como propone la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Al respecto, estamos totalmente de acuerdo con la posibilidad de que nuestros serenos utilicen armas no letales en defensa propia, en defensa de la propiedad de nuestros vecinos y en defensa de la integridad física de los ciudadanos y de los propios delincuentes.

Tengamos en cuenta que en Santiago de Surco, el 90% de los vecinos llama antes al serenazgo que a la Policía Nacional. Hoy nuestros serenos cuentan con apenas una vara y una radio tetra para enfrentarse a la delincuencia que actúa con armas largas, GPS, radio de telecomunicaciones y autos de última generación. Tenemos serenos que han sido baleados hasta en doce oportunidades, uno murió en la avenida El Polo, otro falleció hace poco.

Queremos que los serenos tengan armas no letales capaces de disuadir a un delincuente. Con mucha mayor razón ahora que se ha desactivado el patrullaje integrado con la Policía Nacional al ponerse fin al sistema 24 × 24, el cual permitía a los municipios contratar policías de franco. 

El sereno es un ciudadano de a pie que requiere de elementos preventivos y defensivos para proteger a los vecinos, en el contexto de la ley y de la capacitación correspondiente.

Serán los técnicos los que establezcan qué tipo de armas son las más convenientes. Existen armas de gas pimienta, de choque eléctrico, de balas de gomas. Eso tiene que reglamentarlo el Ministerio del Interior. 

En nuestro caso, si los serenos deben salir a las calles con varas, lo haremos. Si es con armas eléctricas, también, pero queremos que se garantice la vida de todos, incluida la de los delincuentes, pese a que estos no respeten la vida de los ciudadanos

Además de las armas no letales, debemos plantearnos tres aspectos. Ello implica que los serenos tenga la facultad de:

1) Detener en caso de flagrancia, facultad que hoy carecen. En Surco algunos serenos han sido denunciados por delincuentes muy bien asesorados por sus abogados. Ahora hay clanes de malhechores con asesores jurídicos y financieros.

2) Registrar a las personas para ver si portan drogas o armas.

3) Pedir documentos a los ciudadanos. 

Por supuesto, para cumplir con estos propósitos, el personal del serenazgo debe ser evaluado psicológicamente y capacitado de la mejor manera. 

En Surco un sereno pasa por un proceso de capacitación de seis meses. Así, mientras trabajan estudian. Revisan normas vinculadas a los códigos civil y penal, normas de infracciones municipales, normas de negociación y conversación con los vecinos, normas para la detención o la reducción de personas.

Si hay malos elementos, hay que retirarlos. Las pruebas psicológicas pueden ayudar en eso. Los serenos deben ser evaluados para evitar que el uso de las armas no letales traiga consecuencias negativas.

Para ello, sin embargo, debemos tener un reglamento aprobado. Así, serenos bien capacitados emplearán las armas como corresponde, para defender la integridad del ciudadano y para defender la propiedad privada de nuestros vecinos.

EN CONTRA

Serenazgo sin armas

- Jorge Muñoz Wells -

Alcalde de Miraflores

Si desde su creación el servicio de serenazgo se caracterizó por ser una fuerza civil, que velaba por la seguridad ciudadana desde una perspectiva principalmente de prevención y disuasión, la reciente decisión de dotar de armas no letales a los serenos nos parece una disposición que debería repensarse.

Dotar de estos elementos a los serenos, que no tienen ni las facultades legales ni el entrenamiento adecuado podría resultar contraproducente y hasta riesgoso, pues existe el peligro de que se genere una escalada de violencia mayor. 

Es cierto que se necesita adoptar medidas que fortalezcan al serenazgo, pero estas no pasan por adquirir armas que puedan convertirse en un riesgo más que en una forma de defensa.

Las funciones de los serenos son principalmente de vigilancia y protección de los ciudadanos. No tienen que ver con intervenciones ante un acto delictivo, así como tampoco están facultados para portar armas o iniciar procesos investigatorios, una tarea que es responsabilidad exclusiva de la Policía Nacional (PNP).

Creemos que a la policía se le debe repotenciar, sobre todo en las labores de investigación. En Miraflores, fortalecer el trabajo de patrullaje integrado ha sido una buena medida para potenciar la labor de los 850 serenos con los que cuenta el distrito, lo que se percibe en las calles y es reconocido por nuestra comunidad.

Estamos convencidos también de que con una estrategia integral, que involucre a todos los agentes de la seguridad ciudadana, se pueden obtener resultados muy positivos. En ese sentido, Miraflores ha demostrado ser un modelo exitoso, tal como lo acaba de reconocer el Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad de Montreal, Canadá. 

Así, por ejemplo, llevamos cinco años desarrollando estrategias que nos han permitido reducir los índices de delincuencia en 54,49% del 2012 al 2015, y ello no ha incluido el uso de armas por parte de nuestros serenos. 

Más bien, nos hemos preocupado por implementar instrumentos de seguridad, como cámaras de videovigilancia, radios tetra, vehículos modernos y una adecuada organización, que se sustenta en los resultados de Estadísticas Integradas, una data elaborada entre la Central Alerta Miraflores y la PNP. 

Asimismo, desde el año 2011, hemos realizado más de 240 reuniones del Comité Distrital de Seguridad Ciudadana y generado mecanismos para promover la participación de los vecinos en la seguridad ciudadana, creando herramientas de comunicación para reportar incidencias.

Estamos convencidos de que vamos por buen camino. Cabe resaltar que nuestra experiencia ha sido reconocida en dos oportunidades consecutivas como Buena Práctica en Gestión Pública Gubernamental por Ciudadanos al Día y varias de las estrategias miraflorinas se están aplicando en otros lugares del Perú. Muestra de ello es que figuramos como uno de los distritos más seguros del país, con un serenazgo comprometido y con vecinos que apoyan nuestra gestión.

Utilizar armas no letales puede poner en riesgo a los mismos serenos que las portan, pues los delincuentes no se detendrán ante estos elementos disuasivos. Es labor de la PNP enfrentar la delincuencia y de los serenos apoyarlos en la vigilancia de nuestra ciudad.