El derrame de petróleo en el Km 237 del Oleoducto Ramal Norte (ORN), en la comunidad nativa Nuevo Progreso, en el distrito de Manseriche, en la región de Loreto, continúa afectando. (Foto: GEC)
El derrame de petróleo en el Km 237 del Oleoducto Ramal Norte (ORN), en la comunidad nativa Nuevo Progreso, en el distrito de Manseriche, en la región de Loreto, continúa afectando. (Foto: GEC)

El derrame de petróleo en el Kilómetro 237 del (ORN), en la comunidad nativa Nuevo Progreso, en el distrito de Manseriche continúa afectando la vegetación y ríos de la zona, aseguró el dirigente José Fachín, dirigente de los pueblos afectados.




Fachín instó al Gobierno que instale una "comisión la verdad", integrada con los pueblos indígenas para abordar el tema del derrame del petróleo. 

“Mañana habrá una reunión con el Estado, debido a que varios indígenas se concentrarán en la provincia de San Lorenzo para evaluar las implicaciones y los impactos que ha causado el derrame del petróleo”, señaló en entrevista con Canal N.

Respecto a un acto de violencia entre los residentes y personal de , José Fachín sostuvo que los habitantes se encuentran fastidiados, debido a que la empresa emite comunicados sin tomar en cuenta la situación del pueblo.

“Se informa sin tomar en cuenta la situación de la población. Lo que pretenden es manifestar que los pueblos indígenas son los responsables de estos actos y no es así… Por eso estamos pidiendo una comisión de la verdad para investigar y saber quiénes son los responsables”, detalló.

Por su parte, Petro-Perú  informó que personal llegó al lugar para reparar lo sucedido; sin embargo, habrían sido retirados por los residentes del sector Nuevo Progreso.

“Cuando nosotros hemos advertido esta situación, los pobladores de Nuevo Progreso, donde se encuentra esta contingencia, km 237 del ramal norte, no nos dejaron iniciar los trabajos de recuperación”, informó para Canal N.

Asimismo, sostuvo que los residentes de Nueva Jerusalén retuvieron “al equipo de trabajo de Petroperú, al representante de la Presidencia de Consejos de Ministros y a cuatro agentes policiales. Los han metido a un calabozo”.

Síguenos en Twitter como

Derrame de petróleo