Soltera Codiciada nos cuenta qué pasará con su famoso blog
Soltera Codiciada nos cuenta qué pasará con su famoso blog
Renzo Giner Vásquez

Nací en Arequipa hace 28 años. Soy administradora de profesión, trabajé en publicidad hasta hace una semana y desde hace un año estudio dirección de cine en EPIC. El año pasado me casé con Sergio y tenemos un perrito llamado Benito.

Hasta el momento María José ha escrito 99 consejos en el blog Soltera Codiciada. Un proyecto que nació hace cinco años para darle un consejo a una amiga en medio de un problema amoroso y hoy acumula más de 200 mil seguidores en Facebook

—¿Cómo se llamó ese primer post?
“Simplemente no le gustas”. Yo siempre fui fan de Renato Cisneros y de su blog Busco Novia; de hecho, en mi historial tuve un intento de blog que no pegó tanto en la gente –solo tuve cinco visitas en cuatro meses– pero este post me hizo pensar en retomar ese deseo de tener mi blog. Sobre todo porque era la época en la que con mis amigas estábamos solteras y tomábamos muy malas decisiones amorosas.  

—¿Y el nombre?
Como en toda buena decisión en el mundo detrás está Beyoncé. Estaba de moda “Single Ladies”, así que de ahí saqué lo de soltera. Lo de codiciada fue más sarcástico, como de alguien que realmente no lo es pero te habla un poco de cómo serlo.

—¿Fue complicado dar el paso del blog a las redes?
La verdad tengo superpoco mérito en ese sentido. Las redes hicieron lo suyo. Abrí una fanpage y una cuenta en Twitter y de repente la gente comenzó a compartir el contenido. Un día me desperté y el post divertido para mis amigas lo fue también para los amigos de los amigos de sus amigos. 

—Hasta pasar los 200 mil seguidores... 
Y como todo gran poder, trae una gran responsabilidad [risas]. Quiero pensar que las redes son un lugar donde las mujeres se pueden sentir cómodas con ellas mismas y donde uno pueda entrar y no tomarse tan en serio las cosas. Si logro eso es suficiente.

—¿De dónde salen las historias y las frases?  
Las historias son de todos lados. No puedo decir que tengo una vida tan interesante. Las frases y demás son parte de que siempre me ha gustado crear contenido. En los últimos cinco años estuve metida en publicidad, así que mi vicio publicista es estar creando frases pegajosas. 

—¿Cuánto tiempo inviertes del día para generar contenidos? 
Antes, con el blog, publicaba todos los domingos. Era sagrado. Ahora ya no escribo tanto en el blog sino más en el Facebook. Y eso es porque este último año estuve entre la chamba y la vida, hay que pagar las cuentas, amigos [risas]. Es gracioso porque en estos cinco años mi vida ha cambiado mucho, ahora estoy en el período de transición para ver qué hago con el blog.

—La tendencia apunta a los videoblogs. ¿Es tu plan? 
De hecho sí. El 2017 es el año audiovisual. Uno, porque es la tendencia y me parece divertido. Dos, y lo más importante, el año pasado entré a estudiar dirección de cine y me di cuenta de que es donde me gustaría estar. Creo que ese será el nuevo camino.

—Me contabas sobre los cambios en estos cinco años. ¿Se han visto reflejados en el blog
Un montón. Hace unos días me puse a leer las primeras entradas que publiqué. Es un ejercicio divertido para cualquier persona que escribe o hace algo desde hace unos años. Te preguntas qué estabas pensando en ese entonces [risas]. Creo que he ido madurando y han cambiado mis prioridades sobre qué quiero decirles a las mujeres. Al inicio hablaba de relaciones que no nos gustan, pero luego evolucionó a qué tenemos que decir como mujeres. Me considero feminista, siento que cualquiera que se respete en este siglo debería considerarse feminista, y siento que si ya tengo una audiencia es importante que hablemos de esos temas. 

—¿Qué mensaje quisieras enviar ahora, por ejemplo? 
Desde mi humilde plataforma creo que es necesario hablar, tener voz, salir a decir algo. Si lo tuyo no es marchar ni hacer análisis político está bien, pero ten una opinión, infórmate y sal a decir algo. Gran parte de los problemas en las mujeres del Perú viene de la mano con el tiempo que hemos pasado calladas.

—¿Cómo es la relación con el público en las redes? 
He tenido mi cuota de trolls y haters, pero creo que es una medida de cuán exitoso se vuelve algo. Nunca me enfoqué en ellos. Soltera Codiciada tiene gente que la odia, dice que es superflua, que siempre habla de hombres. Si quieres encontrarle defectos los hallarás. Pero lo que me importa es que habrá una persona a la que hice reír o a la que ayudé en un mal momento, el resto es pasajero. 

—¿Has podido conocer a esas personas?
Me han pasado varias cosas graciosas y tengo una que siempre recuerdo. Fui a juerguear con una amiga y el blog ya tenía como cuatro meses. Estaba en la cola para el baño y me acerqué a una chica para decirle: “Oye, ¿has visto el blog Soltera Codiciada?”. Me respondió: “¡Cállate! Ese blog es increíble”. Así que le dije que la creadora estaba en la discoteca. Comenzó a decirle a sus amigas, que estaban en la fila también. Todas empezaron a gritar: “¡Me encanta su blog!”. Yo solo asentaba. “Es un buen blog”, les decía [risas]. Fue muy divertido y claramente ayudó a mi ego. Hasta ese momento yo sentía que era algo que le había gustado solo a mis amigos, pero había más gente que no conocía.  

—En el 2012 te eligieron como el blog más popular.
Sí, tengo una adorable plaquita de ese momento. Fue divertido porque era anónima hasta ese momento y, como estaba de viaje, mi hermano tuvo que recoger el premio. Todos pensaban que Soltera Codiciada era un chico de 40 años [risas].

—Un año después saliste del anonimato. ¿Fue difícil? 
Me preguntaba si esto iba a destruir la mística alrededor de Soltera Codiciada. No quería que se enfocaran en mí, sino en lo que yo hago. Hubo un poco de susto en ese sentido, pero conocer a la gente que me sigue por redes, en situaciones supercotidianas, hace que no me arrepienta de la decisión. 

No te pierdas