Redacción EC

La firma alemana no solo se caracteriza por ofrecer vehículos donde se prioriza el confort y la elegancia. De hecho, la compañía de Stuttgart data de una amplia carrera en el mundo de las competencias deportivas.

Precisamente este tipo de vehículos suelen ser los más aclamados por los seguidores de la marca, por los que están dispuestos a pagar insospechables cifras de dinero para acogerlos en una colección privada.

Usualmente, estos modelos de Porsche, que suelen alcanzar exorbitantes montos, son ofrecidos en subastas públicas del que participan millonarios coleccionistas provenientes de distintas partes del mundo.

Gracias a ello, hoy podemos conocer que hay personas dispuestas a pagar por un auto de Porsche un precio superior al de una mansión. Ese puede ser el caso, por ejemplo, del Porsche 956, cuyo precio superó los US$ 10 millones en una subasta.

Lo cierto es que esta pasión por los autos no tiene límites. Poco importa que sea un auto homologado para la calle o un deportivo de competencias de los años 70. En la galería que acompaña a esta nota conocerás los cinco modelos de Porsche más caros de la historia.