(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)
Giovanni Bisso

Los son mucho de momentos y de personas. Por ejemplo este Finca La Anita Gran Corte me hace recordar aquella vez que nos encontrabamos en Mendoza con un grupo de amigos, relacionados al negocio del vino, en un restaurante y nos trajeron la carta de vinos. Todos me miraron y dijeron ¨escoge tú¨ así que después de mirar unos minutos la carta y hablar con el sommelier del restaurante, decidí seguir su consejo e ir por un, desconocido para nosotros, Finca La Anita. Puedo decir que después de tantos años sigo teniendo el recuerdo vivo de ese vinazo que nos sorprendió a todos.

Finca La Anita se encuentra en Alto Agrelo en Luján de Cuyo, cercano a las montañas de los Andes en la zona principal de Mendoza para la producción de buenos vinos. Tiene una superficie de 72 hectáreas con distintas uvas plantados, tales como Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Petit Verdot, Pinot Noir, Merlot, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Sus viñedos tienen un promedio de 30 años y son todos cosechados a mano con mucho cuidado.

MIRA: MC Generación Simof: un vino de autor con un toque de elegancia

Algo muy importante para entender la calidad de un vino son los factores naturales como el clima y suelo, ya que de ahí se desprende la uva con la que se hacen los vinos. En Finca La Anita el suelo es aluvial, subsuelo pedregoso con arena, limo y arcilla. Es pobre en material orgánico lo que da la ventaja de producir pocas vides pero con una calidad alta. Mientras que el clima tiene días cálidos y noches frías con diferencias de temperatura de 14 grados y muy poca lluvia.

Sus vinos se beben con facilidad pero también tienen buena capacidad de envejecimiento. En lo que respecta a este Gran Corte 2017, tiene para 6 años más de guarda como mínimo en perfecto estado. Es un vino muy interesante ya que no es el típico Malbec sino que es un corte con 40% de Merlot, 40% de Syrah y un 20% de Cabernet Sauvignon, pasando por 12 meses de guarda en barricas de roble francés y americano nuevas y de primer uso con un tostado medio, lo cual aporta estructura y robustez al vino. Es un vino que destaca por sus buenos reconocimientos ante los críticos de vinos en el mundo, destacando los 92 puntos de Tim Atkin y los 90 puntos de James Suckilng.

VISTA: Violeta profundo y vivo.

OLFATO: empieza con frutas como las fresas, frambuesas y cassis, pasando después por notas de menta y lavanda. La última copa resalta el chocolate y la moka.

GUSTO: Vino intenso, bien equilibrado y de largo final.

MARIDAJE: Perfecto para un bife ancho, una colita de cuadril o quesos como el gruyere, emental gouda. //

El Dato

PAIS: Argentina

REGIÓN: Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza

UVAS: Merlot 40%, Syrah 40% y Cabernet Sauvignon 20%

PRECIO: S/160.90

CONTACTO:

*Giovanni Bisso, sommelier, catador de pisco y destilados. Pueden seguirlo en Instagram:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más