“Estudiar el lenguaje de señas me ayudó mucho como persona porque pude entender y aprender de una comunidad", dice Isabel Rey, que decidió dedicarse a la interpretación del lenguaje de señas a los 18 años. (Foto: Difusión)
“Estudiar el lenguaje de señas me ayudó mucho como persona porque pude entender y aprender de una comunidad", dice Isabel Rey, que decidió dedicarse a la interpretación del lenguaje de señas a los 18 años. (Foto: Difusión)
Vanessa Cruzado Alvarez