Son más de 100.000 los casos del nuevo coronavirus en el mundo. (Foto: Kim Ju-sung/Yonhap vía AP)
Son más de 100.000 los casos del nuevo coronavirus en el mundo. (Foto: Kim Ju-sung/Yonhap vía AP)
Diego Suárez Bosleman

Periodista de Ciencia y Tecnología

diego.suarez@comercio.com.pe

La pandemia por el es preocupante: países en cuarentena, personas encerradas en sus casas y un gran número de infectados. No obstante, la situación se complica, y no necesariamente por la enfermedad en sí. A diario, Internet y las redes sociales bombardean a los usuarios con información poco precisa o falsa, creando escenarios de terror. Esto puede desencadenar un grave problema de salud mental: la ansiedad.

–Reacción ante la incertidumbre–

La ansiedad es una respuesta instintiva a una situación de incertidumbre. Nos permite anticipar consecuencias negativas”, explica a El Comercio Giancarlo Ojeda, jefe de la Unidad de Posgrado de la Facultad de Psicología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Agrega que a un nivel adecuado esa ansiedad nos prepara para actuar y tomar medidas ante situaciones futuras que pueden ser adversas.

Es necesario que un estudiante durante un examen esté un poco ansioso, ya que lo ayudará a concentrarse. Sin embargo, cuando la respuesta ansiosa es exagerada, interfiere con las actividades diarias y no genera beneficio alguno. Por ejemplo, esto se observa en la actual compra indiscriminada de mascarillas, a pesar de que no protegen del coronavirus”, explica.

Existe también un cuadro más grave: los desórdenes de ansiedad. Estos tienen su origen en eventos traumáticos, rasgos de personalidad y factores hereditarios. Pueden causar agitación, tensión, sensación de pánico, sudoración, temblores, cansancio, problemas para concentrarse y problemas gastrointestinales.

–Problema de un mundo conectado–

Es verdad que la tecnología ha facilitado la vida diaria, pero trajo consigo nuevas fuentes de ansiedad.

Graham Davey, profesor de la Universidad de Sussex (Inglaterra), sostiene que ahora el ser humano tiene respuestas ansiosas a la necesidad de conectarse a Internet las 24 horas, a realizar varias actividades digitales a la vez, y a las noticias emocionales y apocalípticas. Predice que pronto el riesgo de ser víctima de un cibercrimen y la posibilidad que los dispositivos electrónicos se malogren también se volverán fuentes importantes de ansiedad.

Para Carla Torres, psicóloga social y profesora de la Universidad ESAN, uno de los motivos de desinformación en las redes sociales es el ‘multitasking’, el hacer muchas cosas al mismo tiempo.

“Uno revisa varias redes sociales a la vez, ya sea Twitter, WhatsApp, Facebook, Instagram. Debido a esto, uno no le presta la atención debida a cada cosa. Entonces, cuando llegamos a información valiosa que nos puede servir, como la forma de protegerse del coronavirus, la tomamos a medias, no la analizamos ni la comprendemos completamente”, señala la experta.

–Información bien administrada–

La gran pregunta es cómo evitar caer en la desinformación y en la histeria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no mirar, leer o escuchar noticias que causen angustia y recopilar información de fuentes oficiales.

La psicoanalista Giuliana Rivera recalca que la información que uno consumirá en redes sociales durante un evento de emergencia debe tener como fin el prepararse y estar al tanto de la situación.

“Uno elige qué consumir. Depende de uno cómo maneja la información, cómo la procesa y cómo la transmite. Siempre hay que estar buscando información correcta y válida. No hay que buscar las noticias fatalistas. Por ejemplo, una cosa es buscar cómo reducir el riesgo de contagio y otra es buscar el número de fallecidos”, opina Rivera.

Todos los especialistas concuerdan en que el nivel de ansiedad varía dependiendo de la persona. Si es muy alto y complica las labores diarias, lo mejor es buscar ayuda profesional.

–Para tener en cuenta–

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, aproximadamente 275 millones de personas padecen de desórdenes de ansiedad; es decir, un 4% de la población mundial.

Alrededor de 170 millones de mujeres tienen problemas de ansiedad. En hombres, la cifra llega a 105 millones.

Los trastornos de ansiedad pueden complicarse y pueden ocasionar problemas como depresión, abuso de sustancias y aislamiento social.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: ¿cuáles son los signos y síntomas? (11/03/20)

TE PUEDE INTERESAR

MIRA MÁS VIDEOS

El Coronavirus es una "pandemia global", así declaró la OMS
Coronavirus: las dos caras del COVID-19 que tiene en alerta al mundo
Martín Vizcarra anuncia medidas para frenar el Coronavirus
Coronavirus: ¿por qué afecta más a hombres que mujeres?