Bruno Ortiz Bisso

Es una rara infección, con brotes que han aparecido en diferentes países –aparentemente, sin ninguna explicación– y que tiene un nombre digno de una película de catástrofe. es el nombre de una enfermedad que ha empezado a concitar la atención mundial, pero que no es nueva.

Decenas de casos –sospechosos o confirmados– en diferentes países de Europa y en Norteamérica se han presentado desde inicios de mayo, lo que hace pensar a los expertos que esta enfermedad endémica de algunas zonas de África pueda estar en expansión.

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo diferenciar la viruela de la viruela del mono?

Una enfermedad de larga data

es una zoonosis viral (un virus que se transmite de los animales a las personas), detectada por primera vez en humanos en 1970, en la República Democrática del Congo, país donde se la considera endémica. Muchos casos se registran en las zonas rurales de la selva tropical del Congo y África Occidental.

Estas son las formas de transmisión y los síntomas más evidentes en quienes se infectan con la viruela símica. (Infografía: Jean Izquierdo)
Estas son las formas de transmisión y los síntomas más evidentes en quienes se infectan con la viruela símica. (Infografía: Jean Izquierdo) / Jean Izquierdo

En los casos iniciales, el contacto directo con sangre, líquidos corporales, lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados produce la infección. Para la transmisión de persona a persona se requiere contacto estrecho, con secreciones de vías respiratorias infectadas o lesiones cutáneas en infectados. Los familiares de casos activos son los más expuestos, por lo que el aislamiento inmediato es indispensable para el control.

El período de incubación puede variar de entre seis días y dos semanas –donde se presentan los síntomas serios– y luego viene la etapa de erupción cutánea, donde aparecen las lesiones.

El virus que provoca la viruela del mono fue identificado en 1958.
El virus que provoca la viruela del mono fue identificado en 1958.

La enfermedad dura de 14 a 21 días. No tiene tratamiento ni vacuna específica, aunque –según la OMS– sí se pueden controlar los brotes. Es una enfermedad que se resuelve sola sin causar consecuencias a largo plazo, aunque los casos graves se suelen presentar en los niños.

LEE TAMBIÉN: ¿Por qué se declarará una alerta sanitaria y qué dice el CDC sobre cerrar fronteras?

Sin pandemia a la vista

“El Perú aún no ha declarado la alerta epidemiológica. Estas se emiten cuando hay casos o un riesgo inminente del ingreso al país. Por ese segundo motivo se hará”, explica a El Comercio el doctor César Munayco, director ejecutivo de Vigilancia en Salud del Ministerio de Salud.

Munayco recomienda a la población estar atenta a la evolución de la enfermedad y si ha tenido contacto con personas procedentes de África y siente síntomas, acudir a un centro de salud y reportar el caso.

“No debemos pensar que toda enfermedad de la que se haga reportes se va a convertir en pandemia. Hay que guardar la calma y evitar las especulaciones”, indica Christian R. Mejía, epidemiólogo y docente de la Universidad Norbert Wiener.

Más información
Un problema emergente

Sin control. Especialistas de Oceana Perú recuerdan que las zoonosis se vuelven más comunes por el tráfico de vida silvestre, “debido a que los productos que se ofrecen para consumo humano, provenientes de diversas especies, escapan de todo control sanitario”.

40 casos de viruela símica, de los cuales 14 se han confirmado, fueron reportados ante las autoridades sanitarias en Portugal.

17 casos se han reportado en Canadá, aunque todavía no han sido confirmados por pruebas de laboratorio.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más