Módulos Temas Día

Más en Mundo

Cataratas del Iguazú, un ejemplo de turismo accesible

Las Cataratas del Iguazú -ubicadas entre Argentina y Brasil- son el mejor ejemplo de un destino turístico accesible en Sudamérica. 

Cataratas del Iguazú

(Cataratas del Iguazú / Facebook)

Tener una discapacidad no debe ser barrera para salir a explorar el mundo. Incluso esta limitación temporal o permanente puede convertirse en la mejor motivación de estos viajeros. Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, te contamos sobre uno de los mejores atractivos sudamericanos que cuenta con todo lo necesario para que los turistas con capacidades diferentes puedan tener una estadía memorable.

Si hay un destino turístico accesible para personas con discapacidad en la región, estas son las Cataratas del Iguazú, ubicadas entre Argentina y Brasil, entre la provincia de Misiones y el estado de Paraná, respectivamente. Solo basta con apreciar su sistema de pasarelas, rampas, amplios espacios de tránsito y baños adaptados para darse cuenta que este atractivo es apto para todos.

“No solo está la atracción turística (Cataratas del Iguazú), sino que los hoteles del lugar también están pensados para recibir a cualquier tipo de turista: personas con discapacidad, personas mayores, niños”, comenta Gálata Llano, gerente general y fundadora de Safe City, empresa peruana especializada en accesibilidad.

Para que este atractivo turístico mejore en sus rutas de acceso, debió eliminar aquellos elementos arquitectónicos que impedían el transito de las personas con discapacidad. Asimismo, se les brindó mayor seguridad: se colocaron pasamanos y rampas accesibles con protectores para sillas de ruedas.

Los distintos miradores ofrecen las mejores vistas de los saltos de agua. Algunos llegan a los 80 metros. Al ser un camino amplio, las personas con sillas de ruedas también pueden disfrutar de este espectáculo de la naturaleza. A esto hay que agregarle que en el lugar también se ofrecen menús en Braille, así como hay vehículos que transportan a las personas desde el ingreso. Otro punto a favor, son los jóvenes que hacen de guías y acompañan a los visitantes con alguna discapacidad durante todo el recorrido. La entrada al lugar tiene un costo de 600 pesos (55 soles).

"Lo importante es que todos los servicios alrededor de esta atracción turística están orientadas para que cualquier persona lo pueda disfrutar", remarca Gálata Llano.

¿Cómo llegar?
Aerolíneas Argentinas y LATAM tienen vuelos con una escala en Buenos Aires desde US$755.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada