PDF Lunes, 23 de abril de 2007

Punto de vista: No hay razón para alarmarse

Por Armando Filomeno, Docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia

Entre el 9 febrero y el 22 de marzo del 2006 se produjo una alarma - que finalmente resultó injustificada - con respecto al posible riesgo importante de problemas cardiovasculares en las personas medicadas con el metilfenidato, el medicamento más efectivo para tratar el TDAH.

El origen de todo esto estuvo en las recomendaciones de un comité de asesores en seguridad de medicamentos de la FDA, de colocar una seria advertencia en la posología del metilfenidato. Finalmente, el comité asesor pediátrico de la misma FDA aclaró que no había razón para alarmarse y recomendó que los pacientes recibieran información adecuada sobre los posibles riesgos de los medicamentos estimulantes.

Las instituciones científicas representativas y la asociación que defiende los intereses de los pacientes en EE.UU. expresaron en su momento su preocupación por los excesos mediáticos, y el autor de esta nota mantuvo informado al público sobre el tema ( www.deficitdeatencionperu.org/fda.htm ).

Puedo concluir este comentario diciendo que no hay razón para alarmarse. En niños el riesgo es demasiado pequeño para tomarse en cuenta, excepto cuando hay historia de patología cardíaca; en los adultos debe evaluarse el posible beneficio de la medicación por existir un pequeño riesgo en personas con enfermedades cardiovasculares.