Para decorar un cuarto de niñosdespertar la creatividad usa alfombras de goma en colores primarios y con letras. También con temáticas de animales o paisajes. Por ejemplo, existen stickers para el piso que simulan pisadas de animales y otras que representan el entrañable juego Mundo.

Pinta las paredes del cuarto del niño con tonos relajantes y una con un color más intenso. Reviste los muros con letras, números, un mapamundi gigante o diseños geométricos de colores primarios. Ubica estas tonalidades en el mobiliario o las piezas decorativas (repisas, cajas, cojines, alfombras, etc.), para no saturar el ambiente.

Además, una es básica para incentivar la creatividad. Para ello puedes enchapar una zona de la pared con fórmica brillante blanca y colocarle un marco. También es posible usar una plancha delgada de MDF cubierta con pintura para pizarra, así el niño estimulará su creatividad en su propio espacio.