Ambas selecciones buscaron el gol durante todo el encuentro, pero fue la que lo encontró en el minuto 92. Gracias al tanto de cabeza de Bruno Alves, los lusos vencieron 1-0 a en el último amistoso de los aztecas previo al mundial, disputado en Boston.

Sin el lesionado , Portugal tuvo algunas chances que no pudo concretar debido a la gran actuación del portero Guillermo Ochoa, quien ingresó en el segundo tiempo.

Un tiro libre en el último minuto le permitió ir con todo al ataque y se elevó por encima de todos para anotar.

Para fue el último amistoso, mientras que se enfrentará el martes a Irlanda del Norte en Estados Unidos.